12 dic 2018 | Actualizado: 21:10

2D: ¿Qué piden estudiantes de Medicina, Enfermería, MIR y EIR al ganador?

Redacción Médica ha contactado con residentes y estudiantes de Medicina y Enfermería para conocer sus exigencias

Los candidatos a presidir la Junta de Andalucía el próximo 2D
2D: ¿Qué piden estudiantes de Medicina, Enfermería, MIR y EIR al ganador?
sáb 01 diciembre 2018. 17.00H
Los estudiantes y Residentes de Medicina y Enfermería son el futuro de la sanidad española y su voto también es determinante en los procesos electorales. Redacción Médica ha hablado con cuatro de ellos, dos residentes y dos estudiantes, de distintas zonas de Andalucía para que nos cuenten qué le pedirían al gobierno que salga de las urnas el próximo 2 de diciembre. La Atención Primaria, las prácticas, y su futuro profesional son algunos de esos temas.

Amal Ali Delgado, enfermera residente de segundo año de Salud Mental en Granada, reivindica como principal necesidad de su especialidad, precisamente, el reconocimiento. A diferencia de otras CCAA en Andalucía no existe la Enfermería de Salud Mental como categoría. “Esta situación nos obliga a emigrar a otras comunidades autónomas donde sí está reconocida la especialidad como Aragón, Galicia, Cantabria, Extremadura, Madrid, Murcia y País Vasco si queremos trabajar en la especialidad en la que nos hemos formado”, cuenta Amal. Según explica, “la gran inversión económica” que supone su formación no se desperdicie, tal como señaló el coordinador del Programa de Salud de Adelante Andalucía en una entrevista a Redacción Médica.  Así, los EIR de Salud Mental le exigen al gobierno que se forme a tras las próximas elecciones que los enfermeros especialistas ocupen el cien por cien de los puestos de Salud Mental, que se cree una bolsa específica de empleo y “la integración total y efectiva de las enfermeras que ocupan puestos en S.M  y son especialistas”.

Los estudiantes de enfermería tampoco tienen claro cuál va a ser su futuro profesional. Sara Mattali acaba de hacer su último examen de Enfermería, y tras hacer prácticas en varios centros públicos ahora tiene claro que tendrá que mandar su curriculum a la sanidad privada mientras espera a que le llamen de la bolsa de empleo. Sin embargo, “si no te dedicas a sacarte 'cursos' (los cuales cuestan un dinero que sale de tu bolsillo) para obtener puntos, te puedes olvidar de que te llamen”, cuenta.  Sara, que ha estudiado en la UGR, Facultad de Ciencias de la Salud de Ceuta, asume que hasta el próximo verano recibirá la ansiada llamada para trabajar en el sector público y que además tendrá que matricularse en algún curso para ganar puntos.

De ahí que una de las peticiones que le haría al nuevo gobierno sería “que aumentaran la bolsa de empleo público, ya que si te llaman del SAS solo es para contratos precarios”. En todo caso, sus reivindicaciones no son solo para ella. Conocedora de la situación de Primaria en Andalucía, lamenta la “sobresaturación de los sanitarios” y los ratios de pacientes por médico y enfermero, lo que “deriva finalmente en una pésima atención” y en que “para una cita para pruebas específicas pueda haber listas de esperas de meses”.


Atención Primaria: un problema común


La Atención Primaria es una queja recurrente entre todos los profesionales sanitarios, tanto por la calidad de la atención como por las condiciones en las que se trabaja. Las agresiones a sanitarios son uno de los temas que más preocupan a los residentes, y el caso de una médico agredida en Linares, Jaén, ha generado mayor preocupación. Carmen Ternero, residente de primer año, explica que entre las peticiones del colectivo es prioritario tener “más seguridad en los ambulatorios”. Más aún, pide “aumentar la seguridad en los centros que no tienen guardias, aumentar el tiempo por paciente en las consultas de medicina de familia, y sobre todo que aumente la oferta de sanitarios en general”. También lamenta el aumento de pacientes por sanitario, “sobre todo en atención primaria: urgencias y en centros de salud”.

Sole Quesada, estudiante de Medicina en Granada, pide antes que nada “más prácticas” para los estudiantes de medicina, aunque no tiene claro quién escuchará antes sus reclamaciones, si el nuevo gobierno autonómico o la ordenación de universidades. Del mismo modo se refiere al Decreto de Troncalidad que cambiará la forma de estructurar la Residencia, “nos gustaría mucho saber exactamente cómo está el tema. Sabemos que está paralizado pero nos gustaría estar seguros”. Una incertidubre que deberán recoger los nuevos consejeros de Sanidad y Educación para trasladarla al gobierno central.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.