Víricö

Expertos debaten las medidas de un gimnasio que se considera totalmente libre de coronavirus

Polémica ante un gimnasio 'Covid free': "Nada puede ser 100% seguro"


20 feb 2021. 10.00H
SE LEE EN 7 minutos
El sentimiento de agotamiento ante la pandemia de coronavirus es real, de hecho, según los últimos datos publicados en la cuarta ronda de COSMO-Spain, la conocida como fatiga pandémica ha aumentado en los participantes de la misma, quienes en un alto porcentaje se muestran cansados de "escuchar hablar del coronavirus y tensionados por cumplir todas las restricciones". Sin embargo, los profesionales sanitarios recuerdan la importancia de continuar con esta línea de medidas y evitar todo los posible contagiarse del virus.

Por ello, cuando se habla de un gimnasio totalmente libre de Covid-19, saltan las alarmas. La polémica surgió en redes sociales tras un reportaje realizado por Antena 3 en el que se hablaba de un centro en el que no habría posibilidad de contagio gracias a "la pintura de sus paredes que elimina el coronavirus y otras medidas". Y es que, como cuentan con mamparas de ventilación entre las bicicletas, los usuarios pueden hacer la actividad sin mascarilla, según dicta la normativa de la Comunidad de Madrid.

"Ninguna actividad tiene un riesgo cero, ni siquiera en el hospital donde se toman protocolos exhaustivos se puede asegurar esto y mucho menos en ambientes poco reglados como un gimnasio", explica a Redacción Médica Alejandro Conde Sampayo, vocal de la junta directyiva de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph). "En el fondo, el virus no va a durar mucho más de 24 horas en una pared. Hay medidas que sobre el papel están muy bien, pero realmente no son efectivas. En el fondo una persona sin mascarilla está soltando aire, más en un gimnasio donde hace más esfuerzo", expresa Alejandro Conde.

Desde la empresa de pintura Graphenstone explican a Redacción Médica que esta solución "está completamente certificada contra el SARS-CoV2 y colabora al no desarrollo del virus". El producto, que cuenta con una "protección antimicrobiana evitando que se adhieran virus, bacterias y hongos sobre la superficie aplicada creando una película transparente que evita su proliferación", ha sido ensayado bajo las normas ISO 21702-2019 y EN 14476:2013+A2:2019/ UNI EN 1447:2019, que garantizan que actúa como desinfectante.

Sistema de renovación de aire constante


No obstante, fuentes del propio gimnasio explican que esa no es la única medida con la que cuentan para hacer un espacio libre de virus: "La medida más eficaz de prevención que tenemos es un sistema de renovación de aire constante diseñado para un aforo de 100 personas. Este sistema opera en una sala con aforo real de 30 personas que, operando ahora al 50 por ciento según la normativa de la Comunidad de Madrid, hace que tengamos un sistema de renovación de aire para 100 personas dando servicio a un máximo de 15".

Ante este tipo de protección Alejandro Conde coincide que "cuánto más ventilación, menor riesgo". "Está bien que no sea una sala hermética en ningún momento, pero lo importante es cuánto y si es lo suficiente", apunta.

Sin embargo, Conde está convencido de que estamos en una situación en la que no es adecuado aumentar el riesgo. "Lo mejor que se puede hacer es evitar los riesgos, a ver si al menos podemos bajar las cifras. Es mejor esperar y conseguir bajar la transmisión de coronavirus y poder entrenar en el gimnasio con seguridad y más tiempo que abrir lo más rápido posible y después tener que cerrar", opina este médico Interno Residente de Medicina Preventiva y Salud Pública del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense.

"En lugares totalmente cerrados que dependen exclusivamente de la ventilación mecánica la mejor forma es hacerlo con sistemas que no recirculen en absoluto el aire interior, -por el riesgo de resuspensión de gotículas infectadas y de mantenerlas más tiempo en el ambiente- y mantener el mayor caudal de aire impulsado dentro de la sala y extraído al exterior", argumenta a Redacción Médica, Luis Talavera, director de Ingeniería del Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín.

"En este punto, esta es la medida más eficaz para disminuir los contagios, junto con mantener la distancia y utilizar mascarilla para evitar dispersar aerosoles provenientes de la respiración en lo posible", explica Talavera.

Mamparas entre bicicletas


Sin embargo, como cada bicicleta dispone de mamparas laterales, el gimnasio cumple con la normativa de la Comunidad de Madrid que permite no tener que utilizar mascarillas. Según explican desde el propio centro, estas mamparas "evitan posibles infecciones por aerosoles".


"Ningún lugar está libre de Covid-19 al 100%. Las medidas son para disminuir las posibilidades de contagio. El riesgo cero no existe"


Esto no es totalmente cierto desde el punto de vista de Luis Talavera, ya que "al exhalar con alta frecuencia e intensidad, se crean aerosoles, y las gotículas pueden permanecer suspendidas en el ambiente largo tiempo, en especial si el sistema de ventilación es con recirculación del aire interior y/o no se introduce y extrae el aire fresco necesario para “barrer” las gotículas del ambiente".

"El uso de mascarillas higiénicas por parte de las personas que entrenen disminuye la producción de aerosoles, las mascarillas en este caso es una medida de protección para los demás; si todos la utilizan se están protegiendo unos a otros", señala Talavera. A su vez comparte opinión con el facultativo Alejandro Conde, y recuerda que "desgraciadamente ningún lugar está libre de Covid-19 con garantía al 100 por cien. Todas la medidas que se pongan son para disminuir las posibilidades de contagio lo máximo posible, pero la posibilidad siempre existe. El riesgo cero no existe, como en casi todo en la vida".


Ningún caso positivo desde diciembre


No obstante, desde el centro deportivo explican que "las mamparas, combinadas con otras medidas de protección (distancia entre usuarios, pintura y sistema de aire), son una medida de protección eficaz contra el coronavirus y hacen de nuestra sala un lugar altamente seguro para la práctica del deporte".

También resaltan que los clientes solo pueden quitarse la mascarilla una vez que están sobre la bicicleta. Además, se limpia y desinfecta la sala "con productos específicos después de cada sesión".

A su vez, fuentes de este centro deportivo especializado en spinning, no tienen constancia de ningún caso de Covid-19 entre los usuarios desde que abrieron el pasado mes de diciembre. En caso de que esto ocurriera, cuentan que "el protocolo sería notificarlo de inmediato a las personas que hubieran coincidido con él en la sesión de ciclo (tenemos el registro de todos los usuarios que asisten a cada sesión), y hacer una PCR a todos los empleados que hubieran coincidido con él en el centro".

"El número de clases varía entre 3 y 5, dependiendo del día. En cada clase hay un aforo máximo de 15 personas (50 por ciento del aforo que tiene el centro), aunque la media de asistentes está más en torno a 7 personas por clase", detallan.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.