Los riesgos del TikTok de moda: mononucleosis, herpes, sarampión o varicela

El post de la influencer Ashley Newman, con 3 millones de me gusta y 1,8 millones de seguidores, alarma a los médicos

La joven que inicia la cadena con el caramelo en la mano.
Los riesgos del TikTok de moda: mononucleosis, herpes, sarampión o varicela
mar 29 octubre 2019. 18.20H
Las redes sociales vuelven virales vídeos o retos que en ocasiones tienen una causa justificada (como la recaudación de fondos para alguna patología o investigación) pero que en otras ejercen un efecto dominó cuyas repercusiones escapan al alcance de los propios usuarios. Es lo que acaba de ocurrir con uno de ellos, donde una fila de adolescentes se turnan para aparecer frente a la cámara chupando un caramelo que le ha pasado el anterior y que a su vez pasa al siguiente. 

Se trata de un vídeo colgado en la plataforma TikTok por la cantante adolescente Ashley Newman, famosa por sus vídeos cantando y parodiando en esta red social, donde cuenta con 1,8 millones de seguidores. En él, que cuenta con más de 3 millones de 'me gusta', ella es la primera, y muestra un caramelo que chupa y pasa al siguiente, que hace lo mismo, y así ocurre hasta con ocho jóvenes, donde el último pone especial énfasis en degustar el caramelo que previamente ha pasado por la boca de todos sus predecesores. 

"Los adolescentes son los principales portadores de meningococo y esto se debe a ciertas prácticas habituales en esta edad"



Las imágenes han podido ser vistas sin mayor relevancia por el público joven que sigue a la adolescente estadounidense, pero muchos han sido los profesionales sanitarios que han dado la voz de alarma por lo que supone esta práctica incomprensible. Preguntas como "¿para qué hacen eso?" o "¿dónde está la gracia?" se han repetido en los perfiles de quienes han compartido esta invención. 

Uno de ellos ha sido el farmacéutico Guillermo Martín, que utiliza la red social Twitter con la cuenta bajo el nombre de Farmacia Enfurecida, y que ha compartido el vídeo acompañado del texto "como farmacéutico me preocupa esta práctica. Como virus de Epstein-Barr la apoyo tajántemente". Se refiere al virus perteneciente a los herpesvirus y la mayor causa de la mononucleosis aguda infecciosa, también conocida como 'enfermedad del beso', puesto que se transmite con la propia saliva. 

Entre los usuarios que han visto el vídeo de Martín, muchos se preguntan si de verdad comparten especie con esos jóvenes, y alertan de que quien quiera una mononucleosis regalada solo tiene que ponerse en una fila. "Nos vamos a la mierda a pasos agigantados" y "al último le convalidan todas las vacunas" son algunos de los comentarios al respecto. 

Prácticas adolescentes por presión de grupo


Sin embargo, no ha sido el único profesional que ha alertado de los riesgos de esta práctica. También la cuenta de Twitter de Dos pediatras en casa ha compartido el vídeo, explicando que "la gran mayoría de nasofaringeso para meningococo son adolescentes, sobre todo debido a las prácticas de riesgo con esta edad. Por ello, la vacunación a los 12 años es una prioridad para la prevención de esta enfermedad". 

Preguntados por Redacción Médica al respecto, los dos médicos aseguran que les pareció "buena idea usarlo para recordar a nuestros seguidores que los adolescentes son los principales portadores de meningococo y esto se debe a ciertas prácticas habituales en esta edad como los besos, compartir cigarrillos o vasos, espacios cerrados (discotecas). No pensé en otras infecciones pero es cierto que es una apuesta segura para coger cualquier cosa", admiten. 

"La pregunta sería qué [enfermedad] no se puede contagiar"



No conocen el alcance y difusión que puedan tener este tipo de vídeos, pero deslizan que "puede que hasta sea algo que hacen por imitarse unos a otros". En cualquier caso, recuerdan que falta mucha información a los adolescentes sobre qué es correcto y qué no o qué puede suponer un riesgo para su salud. Por desgracia, con estas edades, no suelen valorar el riesgo de las cosas que hacen, lo que unido a la necesidad de ser aceptado por el grupo les lleva a realizar actividades como esta". Del mismo modo ocurriría con otras cosas como el consumo de alcohol y tabaco o la falta de aplicación de las normas básicas de circulación, explican. 

Al menos siete infecciones posibles


Lo cierto es que un simple gesto como el de pasarse un caramelo chupado puede suponer una serie de riesgos que muy probablemente cada integrante de esa fila desconozca. El especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública Adrián Aguinagalde ha sido capaz de enumerar para este diario siete así de primera mano, ya que él mismo corrige diciendo que "la pregunta sería cuál no se puede contagiar". 

Entre ellos están la mononucleosis, el herpes, el estreptococo, el meningococo, sarampión y varicela, tosferina o herpangina, preguntando si hace falta reseñar más todavía. "La difteria se podría transmitir, pero no tenemos casos desde el que ocurrió en Olot", sentencia. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.