16 dic 2018 | Actualizado: 18:30

La difteria mata al menor no vacunado

Según las autoridades sanitarias, la responsabilidad recae en los padres

sáb 27 junio 2015. 11.26H
Redacción. Barcelona
El niño de seis años de Olot (Girona) con difteria ha muerto durante la madrugada de este sábado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, han informado fuentes del centro. El pequeño ingresó hace 28 días, tras confirmarse que sufría la enfermedad, de la que no estaba vacunado y de la que no se producía ningún caso en España desde 1987.

El niño tenía afectadas las funciones respiratorias, cardíacas y renales por la toxina de la difteria, y necesitaba respiración asistida, estaba conectado a un riñón artificial y llevaba varios días con circulación extracorpórea. Había recibido un tratamiento basado en una medicación antitoxinas que tuvo que importarse de Rusia debido a que ningún país europeo contaba con reservas.

Este caso de contagio de difteria ha desatado en las últimas semanas la polémica por la negativa de los padres a vacunar al menor, lo que provocó su infección. También puso de relieve que en Olot había otros 47 niños sin vacunar, lo que obligó al conseller de Salud de la Generalitat a impulsar una campaña de concienciación sobre la eficacia de las vacunas.

La vacuna contra la difteria está incluida en el calendario sistemático y se recomienda de forma generalizada porque "es muy efectiva", según remarcó el epidemiólogo del Hospital Clínic de Barcelona, Antoni Trilla, que destacó que la decisión de aplicar la vacuna recae en los padres.

La subdirectora general de Vigilancia y Respuesta a Emergencias de la Agencia de Salud Pública de la Generalitat, Mireia Jané, subrayó que "es muy importante que los niños estén bien vacunados", y destacó que si no se había dado ningún caso en España desde 1987 es precisamente por la correcta vacunación en la primera etapa de la infancia, de entorno al 90%.

La difteria es una enfermedad infecciosa producida por la bacteria 'corynebacterium diphtheriae', especialmente agresiva con menores de cinco años y ancianos, y se transmite a través de las vías respiratorias, principalmente por tos y estornudos.

ENLACES RELACIONADOS:


Pediatría pide reforzar las vacunas de recuerdo (27/06/15)

Cataluña estudiará la vacunación obligatoria si las conversaciones con los antivacunas fracasan (27/06/15)