Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 18:20

La Medicina mundial celebra los 150 años del nacimiento de Marie Curie

La ganadora de dos premios Nobel e icono del feminismo fue pionera en el tratamiento radiológico

Marie Curie, en su laboratorio.
La Medicina mundial celebra los 150 años del nacimiento de Marie Curie
Redacción
Martes, 07 de noviembre de 2017, a las 12:50
Tal día como hoy en 1867 nacía Marie Curie, científica polaca nacionalizada francesa, pionera en el campo de la radiactividad junto a su marido, Pierre Curie. Y aún hoy sigue resultando notable que, de una pareja del siglo XIX, sea la mujer la que haya trascendido más. Quizás precisamente por eso, su condición de mujer, ha pasado a la Historia como uno de los iconos del feminismo, especialmente en lo relativo al ámbito laboral.

Entre otros méritos, fue la primera persona en recibir dos premios Nobel en distintas especialidades -Física y Química- y la primera mujer en ocupar el puesto de profesora en la Universidad de París, algo prácticamente impensable hace un siglo. Además, descubrió elementos desconocidos hasta entonces, el polonio y el radio, y sus investigaciones abrieron la puerta a la radiología moderna.

Maria Salomea Sklodowska-Curie (su nombre original) nació hace ahora 150 años en Varsovia, en lo que entonces era el Zarato de Polonia, administrado por el Imperio Ruso. Estudió clandestinamente y comenzó su formación científica en dicha ciudad. En 1891, a los 24 años, siguió a su hermana mayor a París, donde culminó sus estudios y vivió su período científico más sobresaliente.   

Compartió el premio Nobel de Física de 1903 con su marido, Pierre Curie, y con el físico, Henri Becquerel. Y, posteriormente, ganó el premio Nobel de Química de 1911.   

Sus logros incluyen el desarrollo de la teoría de la radiactividad (un término que ella misma acuñó), técnicas para el aislamiento de isótopos radiactivos y el descubrimiento de dos elementos: el polonio y el radio. Bajo su dirección, se llevaron a cabo los primeros estudios en el tratamiento de neoplasias con isótopos radiactivos.

Fundó el Instituto Curie en París y en Varsovia, que se mantienen entre los principales centros de investigación médica en la actualidad. Durante la Primera Guerra Mundial creó los primeros centros radiológicos para uso militar.   

Murió en 1934 por una anemia aplásica causada por la exposición a la radiación por guardar tubos de ensayo con radio en los bolsillos durante la investigación y construcción de las unidades móviles de rayos X de la Primera Guerra Mundial.