14 nov 2018 | Actualizado: 21:20

Denuncian a un estudiante de Medicina por colgar fotos porno de compañeras

Guardaba las fotos y las publicaba en al menos ocho páginas de contenido fetichista incluso haciendo montajes

El estudiante Alex Zhang en una foto publicada por él mismo en su red social.
Denuncian a un estudiante de Medicina por colgar fotos porno de compañeras
mié 29 noviembre 2017. 17.00H
Redacción
Cientos de fotos de compañeras de la carrera de Medicina en la Universidad de Miami acabaron publicadas en al menos ocho páginas web de contenido pornográfico fetichista. El responsable ha sido identificado como Alex Zhang, otro estudiante de 25 años que durante años se ha dedicado a recopilar imágenes que él tomaba o que las propias estudiantes colgaban en sus perfiles para después hacer montajes con sus caras superpuestas en otras imágenes pornográficas o limitando sus fotos a partes del cuerpo propicias para el fetichismo. 

El escándalo acaba de salir a la luz después de que al menos dos víctimas descubrieran sus propias fotos en estas direcciones, donde en ocasiones eran identificadas por su nombre e incluían descripciones obscenas, algunas pudiendo incitar a violaciones, según recoge El Nuevo Herald

Este comportamiento problemático de Zhang era conocido por la escuela donde estudiaba y por sus compañeros de clase, según señala el digital, puesto que además el centro había recibido ya quejas desde diciembre de 2015 por sus "actos repetidos de acecho y acoso" a otra estudiante, a quien hizo fotos sin su consentimiento

La escuela lo investiga

La escuela, por su parte, no ha querido manifestarse sobre la polémica, aunque en 2016 y tras una denuncia, ordenó a Zhang que se mantuviera alejado de la estudiante, pese a lo cual, se le permitió seguir en en el centro. Además de asegurar que está investigando lo sucedido, ha recordado que tiene representación legal para "ayudar a los miembros de la comunidad universitaria afectados por las publicaciones no autorizadas". 

Ahora el problema radica en demostrar que las publicaciones suponen un delito, puesto que las fotos fueron publicadas previamente por las interesadas en sus redes sociales por primera vez, antes de que se convirtieran en fantasías sexuales en sitios inadecuados. Además, este comportamiento no está dirigido directamente a la víctima y no se podría calificar de acoso, según los expertos legales consultados por el medio. 

De momento el acusado no ha sido localizado, y pese a las acusaciones de acoso en los últimos años, ha terminado su licenciatura en la Universidad de Washington en Saint Louis, según sus perfiles sociales, donde además muestra su apoyo a los derechos de gays y lesbianas o las causas de los inmigrantes. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.