Cavadas: "Cuando murió el paciente del trasplante de cara, mueres con él"

El conocido cirujano contó en El Hormiguero cómo vivió esa intervención, que fue pionera en nuestro país

Momento durante la entrevista de Pablo Motos al cirujano Pedro Cavadas.
Cavadas: "Cuando murió el paciente del trasplante de cara, mueres con él"
mié 30 enero 2019. 18.30H
Una estadística de entre 1.200 y 1.500 operaciones al año. Esas son las cifras que avalan el extraordinario trabajo que realiza el conocido cirujano Pedro Cavadas y que él mismo corrobora. Y es que este especialista, conocido sobre todo por ser autor del primer trasplante de cara realizado en nuestro país, visitó el televisivo programa de Antena 3 ‘El Hormiguero’ en el que habló de su trabajo, de cómo vivió este trasplante y, además, regaló más de una lección de vida a todos los espectadores.

“Me quitó coronaria y media”, así se lo definía el facultativo al ser preguntado por Pablo Motos sobre cómo llevó todo el proceso. Durante la entrevista Cavadas, que reconoció que no le gusta ser "el primero en algo", desarrolló cómo fue todo el procedimiento contando que cuando la ONT avisó de que había donante él estaba en Kenia; que les cancelaron el vuelo; que terminó la operación a las cinco de la mañana y que incluso tuvo que dormir en la consulta.

Este cirujano detalló en el talk show que su trabajo es “intentar resolverle el problema al paciente como sea” y que en el caso del trasplante de cara, ese paciente “venía desesperado” y vieron que “la opción (de hacer el trasplante) era la menos mala de las opciones que había”.

Desafortundamente, el paciente falleció (por causas ajenas a la intervención) y Cavadas relató que fue algo que le dolió mucho porque ya “era muy amigo”. “Cuando murió, te mueres con él y fue un golpe”, descrbió.

Llevar de la mano al paciente


Si algo ha dejado claro este cirujano en el popular programa de las hormigas es que hay que hacer todo lo que se pueda para que el paciente “pueda vivir lo que le queda con dignidad”. En este sentido, ha hablado de la importancia de la información y de contar la verdad al paciente o, en su defecto, a los familiares. “Es muy típico médico que, por no querer hacer daño, se usan perífrasis y circunloquios y es muy probable que el paciente entienda solo la parte que quiere entender y te tienes que asegurar que conoce todo”, manifestaba.

Por ello, ha explicado que es fundamental dar seguridad al enfermo y dejarle claro que "tiene tu teléfono" para cualquier cosa que necesite.  “Que alguien te lleve de la mano, se encargue de que no tengas dolor, de que duermas por la noche, que tenga calidad de vida y que tenga algún tipo de ilusión hasta que muera… Si has hecho esto, has hecho tu trabajo. Hay que embarcarse con el paciente y conseguir que esos últimos días merezcan la pena vivirlos”, añade.
 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.