19 nov 2018 | Actualizado: 13:00

Calimero, pupas o Mr. Planner: los tipos de anestesista según uno de ellos

Las diferentes características de quien comparte quirófano con ellos ha propiciado una humorística clasificación

Uno de los remedios contra los anestesistas.
Calimero, pupas o Mr. Planner: los tipos de anestesista según uno de ellos
sáb 09 diciembre 2017. 16.50H
Redacción
En todos los trabajos coinciden profesionales que se diferencian unos de otros por sus características personales dominantes. Los quirófanos, en este sentido, no son una excepción, y uno de sus protagonistas ha decidido establecer una clasificación sobre los tipos de anestesistas que pueden encontrarse en un centro sanitario. 

Con bastantes dosis de humor y alguna que otra de maldad, el anestesista y activo tuitero Miguel Díaz ha definido 32 categorías de compañeros a los que caracteriza por alguno de sus rasgos predominantes, y los ha unido todos bajo el hashtag #AnesFauna. Entre ellos, algunos muy comunes como "Calimero", para quien todo es una ofensa, "el quemao", adjunto veterano que no perdona su dosis diaria de "melasuda", "el varas", que no calla nunca, "el pupas", que falta al trabajo cada dos por tres, o "invisible man", ese liberado sindical que lleva años sin pisar un quirófano. 


También existen otros perfiles que pueden ser comunes a otros trabajos pero en este caso enfocados a la Anestesiología, como "Mr Planner", que se sabe al dedillo todos los cuadrantes y guardias, "Grumpy", aquel compañero que protesta por todo, "Iceman", quien no se inmuta ante cualquier adversidad o "el pelota", que evita conflictos y obedece a sus jefes a pies juntillas. 

Díaz añade a su clasificación aquellos perfiles de anestesistas que encajan entre los que viven en constante dilema con las opciones -"el dudas"-, a quienes todo les sale bien -"el máquina"-, los que se reincorporan recuperados tras años de excedencia por motivos personals -"Lázaro"-, los optimistas que siempre ven la botella medio llena o los despistados que aparecen en el trabajo los días que tienen permiso -"Feliciano" y "Despistao"-. 

Más de quirófano

Algo más específicos son los anestesistas "Gold Speaker", muy solicitados en conferencias y congresos, "Kiko kiosko", que siempre tiene de todo para sobrevivir en las guardias, "el finanzas", recurso siempre para saber los precios de las guardias y las peonadas o "anestfriki", siempre a la última en gadgets. 


También por quirófano, según el anestesista, se puede encontrar a "Houdini", ligero como el viento y al que nunca se sabe dónde localizar, "Neófito", residente hasta ayer a quien todo le parece bien, "Don Limpio", que mantiene todo ordenado al milímetro, "Fortunato", al que siempre le tocan las mejores guardias, "Mr Smiley", un "íntimo de todos los visitadores médicos", con sonrisa continua y habilidad para las relaciones públicas y "el pirata", con alma de negociador y siempre tendente a los trapicheos. 

Por último, Díaz recoge a compañeros definidos como "Judas", que están en anestesia por error porque siempre quiso estar al otro lado, "Intubator", guardián a la vieja usanza de la vía aérea que defiende que al paciente "lo intubo por mis cojones", "Inocencio", quien ve con buenos ojos a traumas y cirujanos y sobre todo, se cree los tiempos quirúrgicos que le dicen, "Don Vito", respetado y temido por su pasado en dirección o "Sapientín", que se lee todos los papers. El estricto y con poca cintura "Severino" y el "Sport-man" que conoce todas las retransmisiones también tienen cabida entre los personajes de Anestesia. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.