11-S: Un famoso médico español recuerda cómo la "suerte" le salvó la vida

El psiquiatra e investigador Luis Rojas-Marcos recuerda lo que fue ese día y lo que hizo que no perdiese la vida

Imagen del desplome de las Torres Gemelas.
11-S: Un famoso médico español recuerda cómo la "suerte" le salvó la vida
mié 11 septiembre 2019. 18.00H
Este miércoles se cumplen 18 años de los atentados del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas en Estados Unidos. Una tragedia que conmocionó al mundo entero por las duras imágenes que llegaban de cómo se desplomaban estos edificios emblemáticos de Nueva York.

Se llega a la mayoría de edad de una de las mayores catástrofes para el país norteamericano y que sirve hoy para rescatar teorías, historias de personas que perdieron la vida y recordar en qué lugar se encontraba cada uno. Un ejemplo de ello ha sido lo que ha relatado el conocido psiquiatra e investigador Luis Rojas Marcos y cómo un “golpe de buena suerte” no le hizo perder la vida ese día.

“Hoy mis recuerdos del 11-S se resumen en la suerte; esa pícara compañera que para bien o para mal hace el camino con nosotros hasta la tumba. ¿Verdad que su protagonismo es decisivo cuando las cosas dan un vuelco inesperado? En mi caso aquel día fue un enorme golpe de buena suerte”. Así de sincero se ha mostrado el propio psiquiatra sevillano en su perfil de Twitter rememorando esta fecha.

Su historia


En concreto, según confesó en una entrevista Rojas-Marcos al diario El País, en ese año él era el presidente del sistema de hospitales públicos de la ciudad neoyorkina. Ese día, después del primer ataque, se reunía con diferentes autoridades. En uno de estos momento Rojas-Marcos tenía que llamar a uno de los mayores hospitales públicos de los que dirigía (Centro Hospitalario Bellevue) porque era de los más cercanos al accidente que había ocurrido. Pero no consiguió contactar porque los móviles no funcionaban.

Fue ahí cuando llegó el golpe del destino para este especialista porque se marchó en busca de otro sistema telefónico y lo que le salvó la vida al psiquiatra. Fue en la primera planta cuando ya realizó la llamada al centro, comenzó a invadir en el ambiente una nube blanca de polvo que entraba desde la calle  y, gracias a la colaboración de los que allí estaban, salió y descubrió la desgracia que invadía la ciudad de Nueva York. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.