#TheatreCapChallenge: de sistema de seguridad en quirófano a reto viral

Un anestesista australiano pone en marcha esta iniciativa para mejorar la comunicación entre profesionales

Participantes en el reto viral.
#TheatreCapChallenge: de sistema de seguridad en quirófano a reto viral
sáb 23 marzo 2019. 09.45H
Hace dos años, el anestesista australiano Rob Hackett ideó una ingeniosa iniciativa para mejorar la seguridad de los pacientes en el quirófano: que los sanitarios que entrasen en la sala de operaciones llevasen su nombre y su cargo escrito en la parte delantera de la gorra. Esta iniciativa se ha hecho viral en la red social Twitter con el hashtag #TheatreCapChallenge (el desafío del gorro de quirófano).

Según cuenta BBC Mundo, Hackett empezó a darle vueltas al presenciar la muerte de una madre joven a consecuencia de un error médico. Está convencido de que “una gran cantidad de personas” continúan muriendo innecesariamente por la falta de comunicación existente entre el personal en el momento de la intervención quirúrgica.

Hackett ha explicado que fue testigo de cómo se le pidió a un estudiante que terminara una operación al ser confundido con un médico en prácticas, o cómo pacientes acabaron sufriendo un infarto al no recibir los primeros auxilios a tiempo porque nadie se daba por aludido en la sala de operaciones cuando se ordenó la realización de estas maniobras.

Ciencia de los factores humanos



Hackett fue testigo de cómo se le pidió a un estudiante que terminara una operación al ser confundido por un MIR


“Conocí la llamada ciencia de los factores humanos a principios de 2015 y el tema me motivó aún más después de asistir a una serie de presentaciones del experto en seguridad médica Terry Fairbanks”, cuenta Hackett. A partir de ahí intentó introducir en el quirófano esta iniciativa de seguridad escribiendo su nombre y cargo en la gorra que lleva durante las operaciones con el objetivo que el resto del personal lo detectara y lo leyera con facilidad.

“Cuanto más lo pensaba, más obvia y fantástica me parecía la idea. Crea una mejora en la atención al paciente y expone los marcos de atención médica en los que nos basamos para resistirnos al cambio”, señala el anestesista. La estudiante para comadrona Alison Brindle le ayudo a extender esta práctica por todo el mundo creando el hashtag #TheatreCapChallenge en redes sociales.

“Es una idea simple y gratuita que ayuda a mejorar la comunicación en una emergencia, especialmente en instituciones más grandes donde puede ser más difícil identificar a colegas y caras nuevas”, ha comunicado la Asociación Estadounidense de Asistentes Médico Quirúrgicos.

El reto ha sido muy acogido en redes sociales y su difusión se se ha extendido por países de todo América y Europa.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.