21 de mayo de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:00

¿Sacarías mejor nota que Donald Trump en este test de salud mental?

Los especialistas aseguran que esta prueba psiquiátrica no descarta otros trastornos mentales o demencia

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.
¿Sacarías mejor nota que Donald Trump en este test de salud mental?
Borja Negrete
Viernes, 19 de enero de 2018, a las 10:40
El doctor Ronny Jackson no tiene dudas, el presidente estadounidense Donald Trump goza de una perfecta salud mental. Así lo aseguró tras examinar al norteamericano de 71 años el pasado viernes a través de la Evaluación Cognitiva de Montreal (test MOCA), una herramienta psiquiátrica que sirve exclusivamente para detectar ciertos problemas cognitivos a través de una serie de preguntas.

Esta prueba evalúa la memoria, el pensamiento abstracto, la atención, la concentración, el lenguaje y las funciones visuoespaciales de forma somera. La máxima puntuación que se puede obtener es de 30 puntos, la que obtuvo el presidente de EEUU, aunque desde 26 puntos se considera que la capacidad cognitiva del paciente es correcta. El test MOCA se divide en ocho apartados para medir cada habilidad.

Test MOCA

Los dos primeros miden la función visuoespacial y la nominación de formas animales. Para ello, debe unirse una secuencia de números y letras, copiar un cubo, dibujar un reloj e identificar a los animales que se muestran. Para evaluar la memoria hay que memorizar cinco palabras y recordarlas al cabo de cinco minutos, mientras que para evaluar la atención hay que repetir listas de números de forma directa e inversa, detectar letras mientras se escucha una serie y hacer una resta mentalmente.

A estas preguntas les siguen las de lenguaje abstracción. La primera explora la repetición de dos frases y la fluidez verbal (listado de palabras que empiezan por cierta letra). La abstracción se explora pidiendo al sujeto que encuentre las similitudes entre dos pares de palabras.

Por último, la orientación según el test MOCA se determina mediante el recuerdo del día, mes y año actuales y el lugar donde se está.

El test MOCA no descarta trastornos de la conducta ni demencia

Trump orquestó esta respuesta tras las dudas suscitadas sobre su capacidad mental en el libro Furia y Fuego en la Casa Blanca, una publicación que recoge testimonios de colaboradores cercanos del presidente. Sin embargo, los expertos niegan que el test MOCA sea la ‘prueba del algodón’ que determine el auténtico estado de salud del estadounidense.

“El test MOCA es una prueba cognitiva rápida y no explora rasgos conductuales o psicopatológicos del sujeto. Suele usarse en consultas de Neurología y Atención Primaria y se tarda en administrarlo unos 10 minutos. Sirve para hace cribado del deterioro cognitivo, no para detectar alteraciones de la conducta o del estado de ánimo, existiendo muchos rasgos clínicos importantes que escapan al test”, asegura el neurólogo. Así, si el presidente padeciese cualquier trastorno que afectase al comportamiento, el test no lo detectaría.

Ezpeleta también afirma que el test tampoco es infalible para detectar la demencia: “Hay demencias que pueden escapar del test MOCA. Por ejemplo, la demencia frontotemporal en su variante conductual, con trastornos del comportamiento y de las funciones ejecutivas (impulsividad, atención, toma de decisiones, flexibilidad cognitiva, etc.) que exigen de pruebas específicas para su adecuada evaluación.” Además, “este tipo de demencia suele acompañarse de anosognosia, es decir, la ausencia de conciencia de sufrir una enfermedad,” apostilla.