Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:40

#oCientíficaoMadre, la campaña que muestra que la maternidad penaliza

Cuatro investigadoras explican cómo ha afectado a sus carreras la decisión de ser madre

Las científicas explican sus problemas ante esta situación.
#oCientíficaoMadre, la campaña que muestra que la maternidad penaliza
Redacción
Viernes, 17 de agosto de 2018, a las 13:40
Mucho se ha hablado y escrito sobre la encrucijada en la que se encuentran muchas mujeres en determinado momento de su vida en el que deben elegir si primar su trayectoria profesional o sus deseos vitales. Es decir, si dedicar más esfuerzo a su faceta laboral o aventurarse en la maternidad primando su vida personal. 

En esta línea, a principios de año María de la Fuente inició una campaña en la plataforma Change.org en la que pedía al Instituto de Salud Carlos III que se dejase de discriminar a las mujeres científicas por ser madres. Ahora, la propia plataforma ha lanzado la campaña #oCientíficaoMadre, en la que cuatro investigadoras dan su testimonio en un vídeo sobre cómo la maternidad las ha penalizado. "Sienten que deben elegir entre su carrera o su decisión de tener hijos. ¿Te sientes identificada? Cuéntalo", piden desde Change.org en su perfil de Twitter.

En el caso de De la Fuente, a la hora de evaluarla para ascender de puesto le contabilizaron los meses de baja de maternidad. Esto es negativo porque "en esos meses ella no dio conferencias, ni publicó artículos científicos, ni registró patentes. Es decir, no pudo acumular méritos". 

"Estás tirando tu carrera por la borda teniendo hijos"


Por su parte Diana de la Iglesia explica que planificó quedarse embarazada seis meses después de entregar la tesis doctoral. Cuando dio a luz trabajaba en un proyecto de investigación que tuvo que acabar dejando por la imposibilidad de conciliar. 

"Estás tirando tu carrera científica por la borda teniendo hijos", es la frase que una investigadora le contó a Carmen Agustín, colega de profesión. Según explica, se la dijo el supervisor de su proyecto cuando estaba embarazada de ocho meses.