jue 30 julio 2020. 16.10H
Europa Press

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La Escuela de Medicina de la Universidad de Yale (Estados Unidos) y la firma biofarmacéutica AI Therapeutics han lanzado un ensayo clínico multiinstitucional para probar el medicamento apilimod, conocido como LAM-002A, contra el Covid-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus.

Y es que, la investigación preliminar ha demostrado que puede bloquear la entrada celular y el tráfico del nuevo coronavirus. Además, ensayos previos realizados con más de 700 pacientes han demostrado que LAM-002A es seguro para el tratamiento de enfermedades autoinmunes y linfoma folicular.

De hecho, el medicamento ha recibido el estado 'Fast Track' y la designación de medicamento huérfano de la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento del linfoma.

El Centro de Investigación Clínica de Yale está ahora inscribiendo pacientes en un ensayo de fase II para el uso del medicamento como tratamiento contra el Covid-19. Se espera que el estudio inscriba a 142 pacientes recién diagnosticados para evaluar la seguridad y eficacia del medicamento a la hora de reducir los niveles de virus.

Un estudio multiinstitucional publicado en 'Nature', en el que se examinaron más de 13.000 medicamentos contra dos cepas del nuevo coronavirus, encontró que LAM-002A es el más efectivo para combatir el virus, incluso en las células pulmonares infectadas. Además, en otro estudio publicado en la revista 'Cell', otro grupo de investigadores demostró de forma independiente que LAM-002A podría combatir las infecciones por el nuevo coronavirus en las células pulmonares humanas.

"LAM-002A promete ser una nueva y poderosa terapia en pacientes con Covid-19 para prevenir la progresión de la enfermedad, evitando la necesidad de hospitalización", han dicho los expertos, para comentar que si LAM-002A muestra efectividad en esta fase, el ensayo podría ampliarse para evaluar si ayudaría a prevenir el desarrollo de la enfermedad después de la exposición, particularmente en poblaciones de alto riesgo, como los ancianos de residencias o profesionales sanitarios.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.