mié 19 febrero 2020. 17.29H
Europa Press

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis (Estados Unidos) han explicado por qué la cepa de virus de Zika que circula en el estado brasileño de Paraíba en 2015 fue particularmente dañina para el cerebro de los recíen nacidos.

Más de 1.600 bebés nacieron en Brasil con microcefalia (cabeza anormalmente pequeña) desde septiembre de 2015 hasta abril de 2016 debido al Zika. La epidemia tomó por sorpresa a los profesionales sanitarios porque el virus se conocía desde 1947 y no estaba relacionado con defectos de nacimiento.

Mientras los científicos se esforzaban por averiguar lo que estaba pasando, destacó un dato: el 83 por ciento de los casos de microcefalia provenían del noreste de Brasil, principalmente de Paraíba, a pesar de que las infecciones se registraron en todo el país.

En su trabajo, publicado en la revista 'The Journal of Neuroscience', estudiaron dos cepas del virus Zika, una de un brote en la Polinesia Francesa en 2013 que se asoció con un bajo riesgo de microcefalia, y otra de Paraíba en 2015. Infectaron un grupo de cachorros de ratón recién nacidos con una cepa y un segundo grupo con la otra. Los cerebros de los ratones recién nacidos se encuentran en una etapa de desarrollo similar a la de un feto humano en el segundo trimestre, cuando el virus Zika causa un daño considerable.

Cada cepa provocó aproximadamente el mismo número de muertes, pero el daño cerebral en los ratones supervivientes fue muy diferente. Los ratones infectados con la cepa de la Polinesia Francesa parecían combatir con éxito la infección en unas dos semanas después de la infección, y no vieron ningún signo adicional de daño después de este tiempo. Por el contrario, vieron una neurodegeneración en los ratones infectados con la cepa de Paraíba hasta 30 días después, y tenían cerebros más pequeños.

"Tal vez por eso los bebés nacidos en Paraíba tenían un alto riesgo de microcefalia. Lo que el estudio nos dice es que la cepa de Paraíba era más capaz de causar daños cerebrales severos que la de la Polinesia Francesa. Pero no descartamos otras posibilidades. Por ejemplo, otros factores ambientales en Paraíba, como el dengue u otros virus que circulaban al mismo tiempo, podrían haber afectado la capacidad de Zika para superar las defensas del cuerpo y causar graves daños cerebrales", detalla uno de los autores de la investigación, Kevin Noguchi.

Ahora, los responsables de este estudio han comenzado un estudio junto con científicos de la Universidad de Rochester (Estados Unidos), que ya han encontrado una mutación en la cepa Paraíba que puede afectar su virulencia o a la capacidad de causar enfermedad.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.