Últimas Noticias Sanidad



12 dic 2020. 15.56H
SE LEE EN 2 minutos

OVIEDO, 12 (EUROPA PRESS)

El Principado de Asturias ha registrado este viernes 14 fallecimientos por COVID-19. Se trata de nueve mujeres 75, 78, 84, 85, 88, 90, 92, 95 y 98 años, y cinco hombres de 70, 74, 79, 84 y 88. Siete de estas personas tenían su domicilio en un centro residencial de mayores.

Además, la Consejería de Salud ha confirmado este sábado 174 nuevos casos de covid-19 diagnosticados en la jornada del viernes, en la que se produjeron 36 ingresos de personas con esta enfermedad: 31 en planta y 5 en UCI. Además, se registraron 92 altas.

Actualmente, en el Principado hay 474 pacientes hospitalizados con confirmación o sospecha de estar afectados por coronavirus y otros 117 permanecen en unidades de cuidados intensivos.

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) realizó el viernes 5.324 pruebas de diagnóstico de infección activa y la tasa de positividad se situó en el 4,28%, según el criterio establecido por el Ministerio de Sanidad, que realiza el cálculo en función del número de pruebas positivas procesadas, en lugar de por casos confirmados.

RECOMENDACIONES

Las autoridades sanitarias recomiendan a la ciudadanía que mantenga las medidas de protección (mascarilla, distancia y ventilación) en interiores, especialmente cuando haya personas mayores o con patologías de riesgo para evitar brotes. También aconsejan que las reuniones familiares se celebren solo con personas convivientes.

Asturias continúa en "riesgo muy alto" por la transmisión comunitaria del virus, lo que se traduce en una gran presión asistencial, especialmente preocupante por la ocupación de camas hospitalarias y de las unidades de cuidados intensivos, así como por el alto número de decesos.

En este contexto, la movilidad entre las tres grandes ciudades o entre municipios constituye un riesgo de contagio si no se cumplen rigurosamente las medidas de seguridad: lavado frecuente de manos, uso correcto de la mascarilla y mantenimiento de distancia interpersonal.

Salud insta a la ciudadanía a extremar la protección en la vida social y familiar, especialmente con las personas mayores de 65 años que no están institucionalizadas, si mantienen contacto o conviven con niños, adolescentes y jóvenes.

También apela a la colaboración, tanto individual como colectiva, para evitar situaciones de riesgo. Además, sugiere que se eviten actividades sociales y familiares innecesarias para reducir la difusión del virus.

La Consejería subraya una vez más la importancia de la responsabilidad individual de aquellas personas que están pendientes del resultado de una PCR o que son consideradas contactos estrechos para que restrinjan su vida social, permanezcan en sus domicilios, vigilen su estado de salud y cumplan estrictamente la cuarentena.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.