El profesorado destaca la formación en el manejo de innovaciones y la importancia del mismo antes de tratar a pacientes

VII Curso de Intervencionismo en Dolor| "El nivel académico es muy alto"
Los directores del curso, David Abejón y Francisco Gómez; y la alumna, Ana Jara.


08 jun 2021. 10.40H
SE LEE EN 4 minutos
La Universidad Francisco de Vitoria de Madrid acogió entre el 4 y el  5 de junio el “VII Curso hands on sobre cadáver de Intervencionismo en Dolor”, en el que cerca de 60 especialistas ahondaron en el tratamiento integral del dolor crónico. Una patología que sufre una de cada cinco personas en España y que los alumnos aprendieron a afrontar a través de las más novedosas técnicas. “Es la fórmula ideal antes de pasar a la clínica a realizar intervenciones en pacientes”, argumentan sus directores, David Abejón y Francisco Gómez, quien recalca el éxito de una nueva edición que aguardaban con mucha ilusión tras la pandemia.

Abejón y Gómez, durante su entrevista con Redacción Médica

Este fue, de hecho, el primer gran curso presencial sobre el campo del dolor que se celebra en España a raíz de la crisis sanitaria. El lugar elegido para ello ha sido el Centro de Simulación Quirúrgica de la Facultad de Medicina, que cuenta con cadáveres conservados de tal manera que mantienen la textura, plasticidad y flexibilidad necesarias para entrenarse en este tipo de procedimientos. Una vez concluido, los anestesiólogos especializados en esta rama, así como los neurocirujanos y médicos interesados en ella podrán integrar en su práctica clínica novedades en el tratamiento integral del dolor en beneficio de sus pacientes.

En este sentido, Gómez Armenta, jefe de las unidades de dolor del Hospital San Juan de Dios de Córdoba, destaca que durante el curso se han expuesto los principales procesos intervencionistas que se pueden realizar en este tipo de clínicas, incluidas las más novedosas. “Desde técnicas ecoguiadas hasta mesas de intervencionismo en cadáveres”, explica.

Alumnos del curso, durante una de las prácticas


Entre las principales novedades, apunta el jefe de la Unidad de Dolor del Hospital Universitario Quirónsalud de Madrid David Abejón, se encontraban la presentación de un innovador tipo de radiofrecuencia para examinar lesiones. También se enseñó a los alumnos cómo manejar el catéter Fora-B y el viscogel, así como un reciente sistema de navegación epidural y sistemas de estimulación medular.

“Intentamos explicar al alumno las técnicas más empleadas en cada región. A nivel de cara y cuello, lumbar, del torax… Todas las técnicas son bastante complejas”, explica Abejón. 

"Ilusión" y "ansias por aprender"


Ana Jara, alumna de esta edición del Curso de Dolor

Los alumnos, divididos en grupos de cinco como máximo para garantizar un correcto aprendizaje, pasaron por 12 estaciones de ecografía, epiduroscopia, estimulación, RF y disección anatómica. Se hizo hincapié en la anatomía y en las modalidades de sutura, algo que para los médicos de especialidades no quirúrgicas puede suponer un reto. 

Los profesores del curso destacan las “ansias por aprender” de los alumnos de esta nueva edición del curso, que han fomentado “un ambiente muy bueno” tras un año en el que la amenaza del coronavirus les impidió congregarse.  “Al ser la primera vez que nos podemos juntar desde hace un año había ilusión por estar juntos”, subraya Abejón.

Esa buena sintonía fue recíproca. “Estas horas han sido inmejorables, tanto por los medios como por los docentes”, destacaba la traumatóloga Ana Jara, una de las alumnas del curso, quien puso en valor la calidad de las enseñanzas. “El nivel académico que tienen los profesores y la facilidad con la que nos lo transmiten y nos lo enseñan es alto”, concluyó. La propia Jara subraya que algunas de las prácticas aprendidas le podrán ayudar en su “manejo clínico diario”, incluido el estudio ecográfico.

La propia Jara aseveró que las clases se estaban desarrollando con total normalidad a pesar del Covid-19. “Somos todos sanitarios, estamos vacunados, había máxima tranquilidad”, concluyó. 

Los cuerpos fueron proporcionados por el Centro de Simulación Quirúrgica de la Universidad de Francisco de Vitoria



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.