Las ventajas de la telemedicina y la gestión remota del paciente crónico

El sanitario recibe información constante, controla la adherencia y el paciente incrementa su percepción de cuidado

Las ventajas de la telemedicina y la gestión remota del paciente crónico
jue 21 enero 2021. 12.20H
En España, el aumento de la esperanza de vida, las mejoras en salud pública y en la atención sanitaria han convertido a las enfermedades crónicas en el patrón epidemiológico dominante. En este sentido, es en el ámbito de la cronicidad donde es más necesaria la transformación hacia un modelo mejor preparado para afrontar la prevención y la gestión de las condiciones de salud, logrando así que el Sistema Nacional de Salud (SNS) siga siendo sostenible.

Para combinar la necesaria atención continuada que exige el buen manejo del paciente crónico con la citada sostenibilidad del SNS, Telefónica Empresas cuenta con soluciones permiten la Gestión Remota de pacientes crónicos. Y lo hace mediante una plataforma que maneja el profesional y unos dispositivos médicos que se proporcionan al paciente para un control constante y fiable de su patología.

“Entregamos un kit que consiste en una tablet más los dispositivos médicos homologados y calibrados que sean necesarios para cada paciente”, explica Sergio Fernández, responsable de desarrollo de negocio de Salud Digital de Telefónica. Todo ello en un proceso que requiere una “formación mínima” que imparte la propia empresa desplazándose al domicilio e instalando todo el hardware y software necesario.


Requiere una formación "mínima" y Telefónica se desplaza al domicilio del paciente a impartirla e instalar los equipos


Destinado principalmente a las 4 patologías crónicas que más vidas se cobran en el mundo cada año: insuficiencia cardiaca, EPOC, diabetes e hipertensión; es en ellas donde la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto el foco para reducir la mortalidad en un tercio durante los próximos años.

“Trabajamos con los médicos para saber qué proceso asistencial quieren para cada paciente en un modelo donde estos son elegidos con criterios de inclusión y a los que se adapta la periodicidad necesaria de control, las biomedidas que deben tomar o el tipo de cuestionario que deben cumplimentar”, explica Fernández. A partir de ahí, “existen cuatro tipos de alertas adaptadas al perfil del paciente: verde (todo va bien), amarilla (se detecta un problema), roja (descompensación notable); así como una azul que vigila la adherencia del paciente al proyecto”. Todo ello complementado con una activa labor administrativa donde se da el alta; se definen las alertas para, por ejemplo, “generar una llamada proactiva si se detecta una alerta roja”; se da el consentimiento informado o se explica el funcionamiento no solo al paciente sino también al cuidador.

El resultado es un modelo de atención sanitaria para pacientes crónicos más eficiente y sostenible, donde el profesional sanitario tiene información más detallada y constante, lo que le permite adelantarse a una posible crisis de salud. Además, el paciente siente cómo se “incrementa su percepción de cuidado”, según explica Fernández basándose en las encuestas realizadas; y el centro sanitario ve cómo se reducen sus visitas a Urgencias “hasta un 51%”, la rehospitalización “un 63%” y, en definitiva, la mortalidad cae “un 48%”. Resultados positivos para un proceso donde completar el cuestionario más las biomedidas prescritas, al paciente le cuesta realizar “una media de apenas 5 o 10 minutos”.

La plataforma permite integración con la historia clínica del paciente



Reduce la mortalidad "un 48%" y logra la gestión en remoto de hasta el 40% de los pacientes crónicos


“Conseguimos dar más seguridad al médico, a la enfermera y al paciente; la plataforma además puede integrarse en la historia clínica del paciente y, de media, logra la gestión en remoto de hasta el 30 o 40 por ciento de los pacientes crónicos que el médico tiene en su agenda”, matiza Fernández. Unos datos que, en esencia, reducen desplazamientos de pacientes, lista de espera y, a raíz de la pandemia de Covid-19 (pero extensible también a otras patologías como la gripe), los contagios víricos.

Claro que el proceso de gestión remota no termina ahí: el control de los pacientes permite al médico establecer con estos una videoconsulta médica.

Videoconsulta y telemedicina aplicada a distintos casos de uso


Telefónica, dentro de sus soluciones digitales para Sanidad, cuenta con un conjunto de soluciones de telemedicina y una herramienta específica de videoconsulta para entornos sanitarios, que permiten virtualizar el acto clínico con los pacientes, con múltiples funcionalidades como compartir imágenes de una prueba diagnóstica.

Esto ofrece muchas ventajas, según el caso de uso, como la posibilidad de conectar un centro remoto con uno de referencia, de forma que el paciente pueda ser atendido por un especialista a distancia, en alta definición, con la mencionada difusión de imágenes médicas pero también con la transmisión de datos biomédicos en tiempo real. “Para ello instalamos el hardware y software necesario, permitiendo la atención a una persona que requiere de un especialista médico concreto que no tiene disponible en su centro sanitario”, explica Fernández. Una opción especialmente útil si se tiene en cuenta los efectivos sanitarios disponibles en el medio rural. 

De hecho, Telefónica explica que el sistema funciona teniendo en cuenta las capacidades de comunicación (fijas o móviles), existentes en cada entorno, por muy alejado que sea. Telefónica además trabaja también en el despliegue de soluciones WiFi en aquellos municipios en los que todavía no hay internet o la conexión es muy pobre conforme al programa de la Comisión Europea Wifi4E. El 5G de Telefónica empieza a llegar  también al mundo rural, por ejemplo en Extremadura, donde 12 municipios con menos de 1.000 habitantes (entre ellos cuatro con menos de 500 vecinos) ya disfrutan de esta nueva tecnología.


La videoconsulta permite compartir imágenes, conectar con un centro de referencia y transmisión en directo de datos biomédicos


Por todo ello, Fernández destaca las ventajas globales de un nuevo modelo de atención sanitaria que no requiere desplazarse físicamente al centro sanitario, donde conseguir cita es más ágil al reducir listas de espera, y donde además la atención es más rápida porque no hay que esperar para ser atendido.

-Para cualquier consulta o información, contactar con: salud@telefonica.com-
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.