Los electrofisiólogos reducen la radiación de rayos X en un 42 por ciento en procedimientos de electrofisiología



27 ago 2013. 12.14H
SE LEE EN 4 minutos

Redacción. 
El Hospital Catharina (Eindhoven) y  Royal Philips (NYSE: PHG, AEX: PHIA) han anunciado los resultados de un estudio clínico en el que se ha contado con 136 pacientes con trastornos complejos del ritmo cardíaco como la fibrilación auricular (FA). Usando el innovador sistema AlluraClarity de Philips con tecnología ClarityIQ, desarrollado por la compañía para su uso en intervenciones con catéter guiadas por la imagen, los electrofisiólogos del Hospital Catharina fueron capaces de reducir la exposición de los pacientes a la radiación de rayos X durante el procedimiento en un 42 por ciento, a la vez que mantenían la calidad de la imagen. Al mismo tiempo, la exposición del electrofisiólogo a la radiación de rayos X se redujo en un 50por ciento a sólo 3 Sv por procedimiento - aproximadamente una milésima parte de la media de radiación (2 - 3 mSv) a la que la mayoría de personas están expuestas cada año en los Países Bajos.

6 millones de personas en Europa sufren actualmente algún tipo de arritmia.

Al reducir la exposición a los rayos X para el paciente y el electrofisiólogo durante el procedimiento, mientras se mantiene la calidad de imagen necesaria para intervenciones de electrofisiología, la nueva tecnología de rayos X ClarityIQ mejora aún más estos procedimientos.

Los trastornos del ritmo cardiaco -arritmias- son causados por alteraciones en la activación eléctrica normal del corazón, y pueden conducir a condiciones más graves, como insuficiencia cardiaca o derrame cerebral. Muchas arritmias se pueden tratar usando procedimientos mínimamente invasivos de electrofisiología (EP), en los que los catéteres se insertan en el corazón y se realiza la ablación de secciones de tejido del corazón del paciente para evitar la propagación de señales eléctricas anormales en el corazón. Generalmente se usan sistemas de rayos X intervencionistas como la tecnología de imagen en vivo estándar para guiar dichos procedimientos.

"Con la tecnología ClarityIQ de Philips podemos mejorar aún más la terapia de ablación con catéter guiada por imagen para trastornos complejos del ritmo cardiaco", concluye el cardiólogo Lukas Dekker del Centro del Corazón del Hospital Catharina, el centro especializado en corazón más grande de los Países Bajos. "El número de personas con arritmias que pueden beneficiarse de la terapia de ablación con catéter está aumentando considerablemente, por lo que el tratamiento de la enfermedad debe ser más sencillo y seguro. Además de minimizar el riesgo para los pacientes, la reducción de la dosis de rayos X es también un paso importante para el personal médico, ya que muchos de ellos están expuestos a la radiación de rayos X a diario. "

Más de 6 millones de personas en Europa, 2,6 millones de personas en los EE.UU., y 8 millones de personas en China sufren actualmente algún tipo de arritmia. En los últimos 20 años, el número de personas ingresadas en hospitales con arritmias se ha incrementado en un 66 por ciento, y se prevé que el número total de pacientes se duplique en las próximas décadas como consecuencia del envejecimiento de la población.

Durante la última década, la ablación con catéter de arritmias complejas ha evolucionado rápidamente de un procedimiento de investigación a su estado actual, como un procedimiento de ablación realizado de manera habitual en los principales hospitales de todo el mundo. Los procedimientos de ablación con catéter, que están aumentando con una tasa de crecimiento de dos dígitos, son cada vez más rápidos y seguros como resultado de los avances en medicina, el establecimiento de centros de tratamiento especializados, como el Hospital Catharina, y las mejoras en la tecnología médica.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.