En España se producen más de 52.000 paradas cardiacas al año y es clave conocer los pasos para una correcta actuación

Philips conciencia sobre el paro cardiaco y el uso de desfibriladores
Juan Sanabria, CEO de Philips Ibérica.


07 oct 2021. 17.30H
SE LEE EN 4 minutos
El próximo sábado, 16 de octubre, se celebra el Día Europeo sobre la Concienciación del Paro Cardiaco, una fecha idónea para dar a conocer una realidad que atañe a toda la ciudadanía. En Europa se producen mil muertes diarias por paro cardiaco. Según la SEC (Sociedad Española de Cardiología), en España se producen unas 52.300 paradas cardiacas al año, 22.300 en los hospitales y 30.000 en el entorno comunitario. Cifras que contrastan con las 1.725 muertes sucedidas en 2019 por accidentes de tráfico. A pesar de ello, la repercusión mediática es infinitamente superior a la del paro cardiaco.

Desde el Ayuntamiento de Madrid y la Fundación Española del Corazón, en colaboración con Philips y SAMUR-Protección Civil, han organizado un acto que permitirá sensibilizar a los ciudadanos madrileños sobre el problema de la parada cardiaca y desmitificar el uso de los desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) y la aplicación precoz de la reanimación cardiopulmonar (RCP).

El 16 de octubre, de 11:00 a 20:00 horas en la Plaza de Colón, se va a instalar una esfera informativa donde se podrá acceder a un circuito experiencial, didáctico e interactivo, sobre los pasos a seguir para una correcta actuación en caso de asistir a una persona que sufra un paro cardiaco.

En el acto intervedrán diferentes personalidades y cargos públicos del Ayuntamiento de Madrid, así como con Julián Pérez Villacastín, presidente de la Sociedad Española de Cardiología y miembro del Patronato de la Fundación Española del Corazón, Carmen Camacho Leis, subdirectora general SAMUR-Protección Civil e Ignacio López, director de Relaciones Institucionales de Philips Ibérica.

Objetivo: preparar a la población ante un caso de paro cardiaco


El objetivo es que todo ciudadano –además de los funcionarios públicos implicados en la atención a Emergencias y cuerpos de Policía o de asistencia sanitaria– pueda estar "preparado para atender un inesperado caso de paro cardiaco, ya sea en la vía pública, el metro o en el trabajo", señalan desde Philips en un comunicado.

La cercanía de una DESA y el conocimiento de los pasos para una adecuada maniobra RCP deben ser un incentivo para ponerse manos a la obra. "Madrid, como ciudad cardioprotegida, cuenta con cada vez más desfibriladores DESA públicos, repartidos por todo el término municipal (estaciones de metro, bibliotecas, escuelas, instalaciones deportivas…), de los que todo ciudadano debe tener nociones de uso para su aplicación", añaden.

En la dome, de manera muy visual y creativa, a través de paneles informativos y talleres didácticos e interactivos, se dará detallada cuenta de los pasos que servirán de protocolo de actuación al ciudadano de a pie que se encuentre ante un caso de paro cardiaco:
  • Estudio: validar que el entorno es seguro y determinar el nivel de conciencia del asistido.
  • Reconocimiento: comprobar que la persona no responde a estímulos y tiene respiración ausente o irregular.
  • Activación rápida y precoz del sistema de atención a Emergencias: llamar al 112 con urgencia para informar del hecho.
  • Aplicación de manera correcta de una RCP precoz con la ayuda de los operadores de emergencia.
  • Desfibrilación rápida recurriendo al DESA más cercano (desde el 112 darán las indicaciones para localizar el mismo) y esperar la llegada del SAMUR.
"Si todos y cada uno de los que, a diario, cruzan la ciudad se hacen conscientes de lo que implica esta intervención rápida, seguramente las estadísticas de salvación de vidas ante una parada cardiaca mejorarían", advierte la empresa tecnológica en la misma nota.

Actualmente en España, y según la SEC, el índice de recuperación ante una afección cardiaca que se produce fuera del entorno hospitalario oscila entre el 5 y el 10 por ciento, que podría incrementarse (en los países nórdicos esta cifra llega a ser de un 30 por ciento) si se aplicasen las correspondiente maniobras RCP y DESA.

En un momento en que, según estudio realizado por B+Safe en colaboración con la FEC, solo tres de cada diez españoles sabrían aplicar con acierto una reanimación cardiopulmonar, "se hace más necesaria que nunca la adecuada formación", defiende. "Cada latido cuenta y todos somos imprescindibles salvando vidas", añade. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.