César Pascual advierte de que “las experiencias de éxito no se están generalizando”



10 abr 2015. 11.32H
SE LEE EN 3 minutos
Marcos Domínguez. Sevilla

Jaime Vives.

El sistema de salud, tal y como está planteado, “no favorece la incorporación a tiempo de la innovación”. Así de tajante se ha mostrado Jaime Vives, consejero delegado de Roche Diagnostics, en la apertura del III Forum Roche In Vitro Diagnostics, que tiene lugar este jueves y viernes en Sevilla. Y más allá de generalizar, ve un claro culpable: “Con los sistemas de compra pública y los concursos es difícil incorporarla”.

Por ello, Vives ha apostado por “un cambio de paradigma en la gestión actual”. Pasando de una organización por actividad médica a otra por proceso se hará valer la importancia del laboratorio clínico para garantizar la sostenibilidad, palabra de moda pero que al consejero delegado de la rama de diagnóstico de Roche no le gusta, “como si fuera un corsé que nos impide tirar para adelante”.

Ve necesario un aumento del gasto en el diagnóstico in vitro, pues en la actualidad supone entre el 1 y el 2 por ciento del gasto sanitario total, pero su función influye en más del 60 por ciento de las decisiones médicas que se toman. Pero su apuesta va acompañada de un compromiso, el del riesgo compartido: “introducimos una innovación pensando en que va a obtener unos beneficios”, explica, por lo que si no se obtienen “somos conscientes de que algo tenemos que cambiar”.

Vives también aboga por utilizar las tecnologías de diagnóstico para incrementar la capacidad resolutiva del médico de Primaria, así como mejorar la formación del profesional en su uso. Además, siguiendo su apuesta por un nuevo paradigma, considera que hay que establecer los presupuestos “no por actividad sino por proceso”, de forma interdisciplinar.

Los proyectos de éxito no se generalizan

Similar visión sobre la innovación ha ofrecido César Pascual, director gerente del Marqués de Valdecilla, que ha destacado la necesidad no tanto de innovar como de implantar esa innovación: “Estamos desarrollando mucho proyecto piloto, experiencias de éxito que no se están generalizando”.

El único caso de éxito de las nuevas tecnologías de diagnóstico, según Jaime Vives, ha sido la medicina personalizada, generalmente en cáncer. Clara Montagut, del Servicio de Oncología del Hospital del Mar, ha señalado que las modernas tecnologías como el next-generation sequencing están permitiendo la detección de mutaciones menores en algunos tumores, que explican parte del fracaso de algunos fármacos de precisión y supone un paso más en el tratamiento. Sin embargo, hay retos pendientes en el diagnóstico: no se ha definido quién paga (ya que el método diagnóstico de una compañía suele ir asociado a un fármaco de la misma entidad), hace falta una gran precisión y, al fin y al cabo, es una tecnología cara.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.