Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:00
Empresas > Tecnología

GE contribuye al control de radiaciones de Clínica Cemtro, que bajan un 65%

Mantiene la calidad de sus pruebas de imagen

Belén Soto, directora general de General Electric Healthcare IT España y Portugal.
GE contribuye al control de radiaciones de Clínica Cemtro, que bajan un 65%
Redacción
Jueves, 14 de julio de 2016, a las 13:50
Un sistema ideado por General Electric (GE) Healthcare optimiza el control de las radiaciones ionizantes que reciben los pacientes en las pruebas de imagen, y la Clínica Cemtro de Madrid ha conseguido probarlo al incorporarlo a su plan corporativo al respecto y cuantificar una reducción del 65 por ciento de esta clase de emisiones nocivas.

Representantes de la propia clínica han presentado este jueves los resultados de la estrategia, que se aplica desde hace dos años y de la que, en efecto, ha formado parte GE Healthcare como creadora del método de archivo, filtrado y control contratado.

El plan ha logrado reducir un 65 por ciento el grado de radiación que reciben los pacientes a quienes se realizan pruebas como TAC, rayos X o intervenciones no invasivas que utilizan técnicas de imagen.

Tal como ha subrayado Mario Padrón, jefe del Servicio de Radiodiagnóstico de la Clínica Cemtro, “gracias a las nuevas tecnologías, ahora podemos obtener una imagen de diagnóstico de la misma calidad utilizando un 65 por ciento menos de radiación, pero este resultado no se debe solo al uso de estas nuevas técnicas, sino también a un cambio en la cultura de la propia organización que implica a todos los profesionales del centro”.

El plan se ha llevado a cabo en dos fases, siempre con la mirada puesta en optimizar al máximo el uso de las radiaciones ionizantes, es decir, obtener las mejores imágenes para diagnóstico con la menor dosis posible, tal como postula el llamado criterio Alara (del inglés as low as reasonably achivable,  esto es, tan bajo como sea posible).

En la primera de las fases, la clínica incorporó equipos que ya utilizan menores cantidades de radiación para obtener los mismos resultados. Después, se implantó de forma conjunta con la compañía GE Healthcare un sistema que permite medir, controlar y archivar todas y cada una de las pruebas que suponen una exposición a la radiación y así acceder al historial de la radiación a la que ha sido sometido cada paciente.