Redacción Médica
14 de agosto de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:45
Empresas > Tecnología

Frente común para pedir a Sanidad una Estrategia Nacional de Salud Digital

Consideran que la digitalización de la sanidad representa una oportunidad para responder a los desafíos actuales

Fotografía de familia de los participantes en el encuentro.
Frente común para pedir a Sanidad una Estrategia Nacional de Salud Digital
Redacción
Martes, 27 de marzo de 2018, a las 11:20
El abordaje de determinadas enfermedades, como la cronicidad, demanda cada vez más soluciones innovadoras para hacer frente a los retos más importantes a los que tendrá que enfrentarse el sector sanitario en los próximos años. Por ello, desde la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), con el apoyo de las asociaciones de pacientes y de las sociedades científicas, han reclamado al Gobierno la creación de una Estrategia Nacional de Salud Digital, según ha informado la federación en una nota.

"Inmersos en esta coyuntura de cambios en la que es imprescindible la transformación y modernización de nuestro sistema, la digitalización de la sanidad representa una oportunidad, por lo que se hace necesaria una estrategia nacional de salud digital", ha manifestado Margarita Alfonsel, secretaria general del Fenin durante el V Encuentro de la Fundación Tecnología y Salud con los pacientes y las sociedades científicas, que en esta edición se ha desarrollado bajo el lema 'Salud digital y cronicidad: por un paciente empoderado que lidere la transformación digital en salud'.

Con este foro de diálogo, la Fenin ha querido encontrar vías de colaboración que permitan trabajar en la mejora y optimización de la calidad asistencial de nuestro país. Durante el mismo, se puso de manifiesto el importante papel que juega el sector de Tecnología Sanitaria a la hora de facilitar la incorporación de manera eficiente y planificada de las nuevas tecnologías en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

La visión del paciente y las sociedades científicas

En este sentido, José Luis Baquero, del Foro Español de Pacientes y en representación también de la Alianza Más Nutridos, aseguró que "aspectos como la interconectividad entre lo público y lo privado, entre las diferentes áreas terapéuticas y aplicada a servicios de farmacia mejorará, sin duda, la eficiencia del sistema". Además, añadió que, aunque el paciente está cada vez está más familiarizado con la tecnología, ésta debe ser fácil de manejar e intuitiva para prestarle un correcto servicio. Por último, trasladó el temor que demuestra el colectivo ante el riesgo de que la salud digital pueda despersonalizar el tratamiento y la importancia que adquiere en este nuevo entorno la seguridad en la gestión de los datos.

Desde la Fundación para la Diabetes señalaron que sin las nuevas tecnologías no se puede abordar el futuro con éxito y que el paciente diabético se muestra muy interesado en ellas. Ana Mateo, gerente de la fundación apuntó que "el 86 por ciento de estos pacientes opina que las soluciones tecnológicas que ofrece internet mejoran su calidad de vida y el 43 por ciento las utiliza en su día a día".

Según el representante de Sociedad Española de Informática y Salud (SEIS), Francisco José Martínez del Cerro, debe fomentarse el papel de las asociaciones de pacientes mediante un modelo colaborativo y es importante mejorar la formación en estas tecnologías, tanto del profesional como de los pacientes. "El médico debería ser el prescriptor de la tecnología, ya que puede ayudar a mejorar su calidad de vida".

Para Carlos Royo, presidente de la Comisión de Salud Digital de AMETIC, Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales, la tecnología puede repercutir en la eficiencia de los servicios y sin ella no es posible abordar retos tan importantes como el envejecimiento y la cronicidad de la población. En el transcurso de su intervención también hizo referencia al acuerdo firmado por AMETIC en 2016 junto a Fenin y SEIS, que recoge que el proceso de transformación hacia la salud digital requiere de una estrategia. Para ello, se planteó que la definición, ejecución y seguimiento de dicha estrategia sea responsabilidad de un centro directivo al máximo nivel político dentro del Ministerio. Además, se consideró necesaria la creación de un centro nacional para la salud digital, como entidad de carácter técnico y una comisión permanente para la salud digital en el seno del Consejo Interterritorial que coordine e impulse esta estrategia.

La apuesta por el desarrollo de macroproyectos tractores en áreas en las que la digitalización suponga una transformación profunda de los modelos actuales, liderados por la industria y que cuenten además con la implicación del sector público, fue otro de los temas de consenso de la jornada. Una medida que, en opinión de los participantes en el encuentro, es necesaria para poder adelantar el proceso de transformación en la actual Administración.

En su intervención Carlos Royo apostó por "un proyecto tractor en tecnología que aporte resultados en salud" y todos los participantes coincidieron en la necesidad de elaborar una estrategia nacional para la transformación digital en España.

En opinión de Alfredo Ramos, de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), “en estos últimos años la tecnología ha revolucionado el diagnóstico y tratamiento en el ámbito de la oncología radioterápica y ha mejorado la relación médico-paciente, aunque se piense que propicia un mayor distanciamiento. Por otra parte, el paciente consume cada vez más tecnología, adquiere un mayor conocimiento sobre la misma y presenta menos temor a su utilización”.  

Beneficios y retos de la salud digital

El empleo del Big Data y la inteligencia artificial han generado herramientas que permiten gestionar millones de datos para obtener sistemas predictivos de alta especificidad que puedan apoyar a la toma de decisión médica. Sin embargo, también genera importantes retos como la ciberseguridad y la protección de los datos; o la interoperabilidad en el entorno público y privado.

En este sentido, los asistentes a este V Encuentro de la Fundación Tecnología y Salud coincidieron en identificar como retos fundamentales a abordar la brecha existente en materia de equidad en las distintas Comunidades Autónomas, tanto a nivel de comunidad como por tipo de paciente, la interoperabilidad e interconectividad tanto entre comunidades autónomas, como entre medicina primaria y especializada, entre otros. En opinión de Javier Herrero, de Smart Health, "a veces el freno a su implantación es sólo cuestión de presupuesto, algo que podría solucionarse elaborando programas de priorización que permitan una implementación gradual y midiendo su impacto en la mejora de la eficiencia y de los procesos y en el beneficio para profesionales y pacientes".

En este sentido, los asistentes al encuentro afirmaron que se hace necesario invertir en tecnologías que aportan un enorme retorno a medio y largo plazo. Apostar por la tecnología sanitaria y la salud digital hará posible la medicina del futuro: preventiva, predictiva, personalizada, participativa y poblacional.