Optimiza el espectro de rayos X en aplicaciones de alto contraste sin medios de contraste con contenido de yodo



01 dic 2014. 18.28H
SE LEE EN 3 minutos
Redacción. Madrid
Somatom Force, el tomógrafo computarizado (TC) de gama alta de Siemens, se utiliza actualmente en un gran número de hospitales universitarios de todo el mundo y, según los primeros estudios, aporta “considerables” beneficios clínicos, ha destacado la compañía en un comunicado. En concreto, el escudo selectivo de fotones, un filtro especial de estaño situado delante del tubo de rayos X del Somatom Force, optimiza el espectro de rayos X en aplicaciones de alto contraste sin medios de contraste con contenido de yodo en, por ejemplo, la imaginología del pulmón, la colonoscopia virtual o la visualización de las diminutas estructuras óseas del oído interno y los senos paranasales.

Además, gracias a Admire, una nueva tecnología avanzada basada en modelos para la reconstrucción de imagen iterativa, este TC tan solo requiere dosis de radiación minúsculas, lo cual resulta “especialmente importante” en aquellos casos en los que la exploración tiene como fin concreto la detección temprana de enfermedades.

En este sentido, la doctora del Instituto de Diagnóstico y Radiología Interventiva del Hospital Universitario de Zúrich (Suiza) y una de las autoras de la investigación, Sonja Gordic, ha demostrado que es posible llevar a cabo una TC del tórax para la detección de nódulos pulmonares con una dosis efectiva de tan solo 0,06 milisieverts (mSv) utilizando Somatom Force y Admire. Este resultado se debe a una “excelente” calidad de imagen y a una gran precisión en el diagnóstico. Y es que, gracias a Somatom Force, la dosis de radiación de una TC completa del tórax ya no supera a la de un examen convencional de la misma zona con rayos X. A modo de comparación, la carga de radiación media anual natural de una persona es de unos 2,4 mSv.

En su estudio, el profesor de radiología del Carver College of Medicine de la Universidad de Iowa (EE.UU.), John D. Newell Jr, ha llegado a la conclusión de que Somatom Force, combinado con Admire, puede obtener imágenes torácicas precisas con un ruido aceptable empleando una dosis sumamente baja consistente en 0,15 miligrays. Según dicho estudio, esto abre nuevas oportunidades de estudio y diagnóstico en el fenotipado del pulmón mediante TC para conocer mejor la enfermedad pulmonar y desarrollar nuevos tratamientos.

Mejora la calidad en las imágenes tomográficas del hueso temporal

Por su parte, investigadores del Centro Médico Universitario de Mannheim (Alemania) examinaron imágenes tomográficas del hueso temporal y concluyeron que 'Somaton Force' incluso obtenía imágenes de mejor calidad con una dosis un 63% menor que la de otros equipos de gama alta. Asimismo, la angiografía mediante TC se beneficia especialmente del hecho de que, gracias a la tecnología 'Care kV' optimizada del Somatom Force, el voltaje del tubo puede ajustarse de forma flexible entre 70 y 150 kilovoltios (kV), permitiendo así examinar a más pacientes utilizando un voltaje reducido.

Al examinar a pacientes obesos con 70 u 80 kV, esto se tradujo en una reducción de la dosis del 68 por ciento con respecto a los protocolos habituales de 120 kV, como han comprobado el doctor del Departamento de Radiología y Ciencia Radiológica de la Medical University of South Carolina in Charleston (EE.UU), Felix Meinel. Además de reducir la dosis de rayos X, las imágenes tomográficas obtenidas con un voltaje bajo también pueden emplearse para reducir el volumen del medio de contraste.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.