18 nov 2018 | Actualizado: 17:25

El sector tecnológico sanitario defiende su papel en la gestión del dolor

La Fundación Tecnología y Salud ha presentado una infografía sobre las terapias contra el dolor

Margarita Alfonsel, secretaria del Patronato de la Fundación Tecnología y Salud.
El sector tecnológico sanitario defiende su papel en la gestión del dolor
mié 17 octubre 2018. 14.00H
Redacción
La Fundación Tecnología y Salud ha presentado una infografía sobre La Aportación de Valor de la Tecnología Sanitaria en las Terapias contra el Dolor que tiene como objetivo informar a la población sobre los dispositivos disponibles para prevenir, diagnosticar y tratar el dolor. Esta iniciativa "es fruto del compromiso de la Fundación con la divulgación del valor, los beneficios y la trascendencia social que ofrece la tecnología sanitaria", señalan.

A través de un material didáctico visual, breve y de fácil comprensión, la infografía repasa los distintos tipos de dolor y sus causas, los costes que supone al sistema sanitario y, por último, detalla los principales dispositivos de tecnología sanitaria disponibles para un completo abordaje del dolor.

Según explica Margarita Alfonsel, secretaria del Patronato de la Fundación Tecnología y Salud, “sea del tipo que sea, el dolor discapacita física, social y psicológicamente a la persona que lo sufre y provoca un enorme impacto en su vida. Por eso es de vital importancia dar respuesta a las necesidades de este tipo de pacientes, un buen ejemplo de ello es el caso de las personas que padecen dolor crónico, quienes en muchos casos tardan una media de nueve años en lograr controlar, disminuir o eliminar su dolencia”.

El abordaje del dolor representa un coste del 2,5% del PIB



Impacto del dolor en los pacientes y el sistema sanitario


El dolor crónico conlleva un importante deterioro de calidad de vida hasta en el 85 por ciento de los pacientes. De hecho, el 21 por ciento de las personas que lo padecen en Europa son incapaces de trabajar, por lo que supone un problema de salud pública de primer orden. Tan es así que en España los costes directos e indirectos derivados de dicho abordaje representan el 2,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), lo que supone entre 12.000 y 16.000 millones de euros.

Según Margarita Alfonsel, “actualmente, este dolor representa la mitad de todas las consultas de Atención Primaria, con más de dos millones de visitas al año, y provoca más gasto en atención sociosanitaria que las enfermedades cardiovasculares o el cáncer. Además, supone una de las principales causas de incapacidad laboral en Europa, provocando 500 millones de bajas laborales al año”.

A este respecto, incorporar tecnología sanitaria no solo permite un mejor y más completo abordaje del dolor, sino que además de mejorar la calidad de vida de los pacientes, proporciona beneficios económicos sustanciales, en concreto “un uso más eficiente de los recursos existentes, un menor absentismo y mayor productividad laboral para el paciente y sus familiares y, por tanto, una menor carga sobre los presupuestos del Sistema Nacional de Salud”, indica Alfonsel.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.