26 de junio de 2017 | Actualizado: Lunes a las 18:20
Empresas > Tecnología

El invento español que avisa a urgencias 'ipso facto' en caso de infarto

Se lanza al mercado en 2017 con un coste de 700 euros

Reyes Samper, gerente de Copcar.
El invento español que avisa a urgencias 'ipso facto' en caso de infarto
Redacción
Martes, 01 de noviembre de 2016, a las 16:10
Una start-up española prepara un invento capaz de detectar el infarto agudo de miocardio de quien lo porte y avisar a los servicios de emergencia de forma inmediata y sin que el paciente haga nada.

Dos características que han perfilado la patente, oriunda de Murcia, como candidata a recibir financiación de inversores en el contexto del Foro de Emprendedores recién celebrado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), que, de hecho, ha premiado el proyecto y comunicado a su responsable las elevadas posibilidades de que prospere.

Los fundadores de Copcar Tomás Vicente Vera, director clínico, y Carlos Jiménez Muñoz, consejero delegado.

Los fundadores de Copcar Tomás Vicente Vera, director clínico, y Carlos Jiménez Muñoz, consejero delegado.

Reyes Samper, gerente de esta empresa innovadora, Copcar, ha conversado con Redacción Médica para explicar los pormenores de la idea homónima: “El usuario viste un dispositivo con sensores, a modo de camiseta, que se conecta por bluetooth a un smartphone que lleva él mismo y que se conecta, por medio de una aplicación, con un centro de control; esa app consiste en un software original capaz de diagnosticar de forma automática diversas cardiopatías a partir de la información recibida: desde una arritmia a una bradicardia o un episodio cardiovascular agudo o infarto; si es éste el caso, avisa a los servicios de emergencia de la geo-localización del paciente sin necesidad de que él haga nada”, confirma.

Los enfermos a los que se dirige el dispositivo son, por lo tanto, quienes padecen un riesgo elevado de sufrir un infarto, por lo general crónicos con cuadros clínicos de insuficiencia cardiaca u otras alteraciones de naturaleza cardiovascular.  

El centro de control con el que comunica el teléfono móvil del usuario lo compone una serie de médicos especialistas disponible las 24 horas. Por otro lado, el equipo tecnológico completo se ha probado en un ensayo piloto que ha recogido 240 datos de pacientes cardiovasculares y ha permitido atribuir al dispositivo una fiabilidad diagnóstica superior al 90 por ciento, según ha precisado Samper.

En el mercado en 2017 por 700 euros

Preguntada por el lanzamiento al mercado del producto, la gerente de Copcar habla de enero de 2017 como fecha probable así como de un coste inicial que rondará los 700 euros más el precio de dos años de monitorización.

En la actualidad se gestiona el marcado CE como parte del plan comercial de la patente así como su presentación a un Consejo Asesor Inversor integrado por “empresarios de origen murciano pero también por grupos empresariales internacionales”. 

Los fundadores de Copcar y autores del invento son el jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Reina Sofía de Murcia Tomás Vicente Vera, y el ingeniero especializado en Telemedicina Carlos Jiménez Muñoz.