15 nov 2018 | Actualizado: 09:15

Alerta de la FDA: dos bombas de infusión de Medtronic causan "sobredosis"

La firma está retirando bombas de infusión implantables y cambiando los software porque presentan fallos en las dosis

Omar Ishrak, CEO de Medtronic.
Alerta de la FDA: dos bombas de infusión de Medtronic causan "sobredosis"
jue 16 marzo 2017. 17.30H
Redacción
La Agencia Norteamericana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) ha alertado sobre el riesgo de dos dispositivos de Medtronic. Se trata de SynchroMed II y SynchroMed EL, dos bombas de infusión implantables que la compañía está retirando del mercado porque contienen un software defectuoso.
 
Según informa la FDA, estos dispositivos pueden presentar fallos durante el procedimiento de cebado de la bomba.  Y el resultado puede provocar que el paciente esté recibiendo una sobredosis o una ‘infradosis’ del medicamento que consuman y esto puede derivar en problemas de salud o fallos del sistema respiratorio. En concreto, estos dispositivos se usan para tratar cáncer metastático, espasticidad o dolor crónico.
 
Aconsejan seguir usando el aparato
 
En septiembre de 2016, la compañía, que ha recibido varias críticas por las bombas de insulina, mandó un aviso a los pacientes advirtiendo de los problemas del software y de cómo debía ser sustituido, del cambio de las etiquetas y de las recomendaciones sobre el aparato. Sin embargo, el mismo aviso recomendaba seguir usando ese software que estaba dando problemas, hasta que un representante de la compañía cambiase la tarjeta con el nuevo software. Según la FDA, Medtronic empezó a visitar a clientes afectados en octubre del año pasado.
 
Las bombas de infusión son el último dispositivo que se suma a la lista de dolores de cabeza de Medtronic. Usuarios de un conocido foro sobre la diabetes han puesto en duda las bombas de insulina de esta firma y también los dispositivos de embolización.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.