"La cifoplastia en osteoporosis reduce el dolor y es más segura"

Nicomedes Fernández-Baíllo, traumatólogo y cirujano de HM Sanchinarro, explica en qué consiste esta técnica quirúrgica

Nicomedes Fernández-Baíllo.
"La cifoplastia en osteoporosis reduce el dolor y es más segura"
lun 04 noviembre 2019. 09.10H
Como un gato hidráulico levantando una rueda, la cifoplastia 'eleva' las vértebras fracturadas para que se puedan cementar adecuadamente. Este procedimiento, que se plantea como alternativa al tratamiento de la osteoporosis, "reduce el dolor" y "mejora la calidad de vida" de los pacientes de forma "casi inmediata", ofreciendo mejores resultados que los tratamientos más conservadores, también en mortalidad a largo plazo.

Nicomedes Fernández-Baíllo, traumatólogo y cirujano del Hospital HM Sanchinarro, explica que la cifoplastia es "una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que se utiliza para el tratamiento de las fracturas vertebrales por osteoporisis cuando son dolorosas". Para realizar este procedimiento "se introduce por un mínimo orificio en la piel una cánula y a través de ella un balón que se hincha con el fin de levantar la vértebra hundida". Una vez levantada la vértebra, "en la cavidad creada se introduce un cemento acrílico que al endurecer soporta la altura de la vértebra controlando su hundimiento y el dolor que causa la fractura", detalla el especialista.

Mayor expectativa de vida


En todo caso, la importancia de esta técnica no solo radica en los buenos resultados que ofrece para los pacientes de forma individual, sino en los resultados globales de mortalidad a largo plazo. "Un reciente estudio sobre dos millones de pacientes realizado en EEUU indica que la mortalidad en el primer año tras la fractura es un 55 por ciento mayor en los pacientes sometidos a tratamiento conservador que en los sometidos a cifoplastia y, en el seguimiento a 10 años esta mortalidad es un 24 por ciento mayor en los sometidos a tratamiento conservador frente a aquellos en los que se realizó cifoplastia", explica Fernández-Baíllo.


"La cifoplastia proporciona una mayor expectativa de vida"


"Con esto podemos decir que la cementación vertebral en pacientes con fractura por osteoporosis proporciona una mayor expectativa de vida que en aquellos que sólo se someten a tratamiento coservador", indica. "Añadido a esto debemos decir que la mejoría del cuadro doloroso y la vuelta a la vida más activa es casi inmediata en los pacientes en los que se realiza cifoplastia mientras que los que se someten a tratamiento conservador tardan en alcanzar este nivel de reincorporación a su vida normal varios meses e incluso un año".

No obstante, pese a las ventajas de este procedimiento, "no todos los profesionales médicos tienen muy claras sus indicaciones", aunque "los pacientes, gracias a la información de la red y a diversos programas divulgativos", sí que suelen conocer este procedimiento. "La dificultad está en la valoración correcta de la lesión y la indicación de su utilidad", matiza.

Además, aunque "no se puede cuantificar la calidad de vida en valores económicos", Fernández-Baíllo señala que "si tenemos en cuenta el menor consumo de analgésicos, la ganancia de su autonomía previa, la menor necesidad de cuidados y de gastos en cuidadores y el confort familiar que se consigue podemos asegurar que el coste de la técnica está más que justificado, sobre todo porque se asocia con una muy baja tasa de complicaciones".


Criterios de selección


Por todo ello, aunque esta técnica no está infrautilizada, según el especialista, hace falta "marcar criterios de selección para que su uso sea razonable y no sometamos a más pacientes de los necesarios a una cirugía. Lo más importante es la valoración del estado inicial y el seguimiento cercano para ver cuáles tienen criterios de progresión y por tanto, cuáles son los pacientes que se beneficiarían de este procedimiento".

La alternativa, recuerda el traumatólogo, es la cementación con vertebroplastia, que "es similar pero tiene una menor seguridad quirúrgica con una alta incidencia de fugas del cemento y, por tanto, mayor probabilidad de complicaciones mayores. La vertebroplastia es más barata en su realización pero menos segura en el procedimiento que la cifoplastia", explica.

"Debemos hacer ganar confianza al paciente para que vuelva a hacer su vida normal. Quizás sea este el punto más difícil dado que tras una fractura osteoporótica aparece un temor a que se pueda repetir otro cuadro igual ante un traumatismo vanal o sin traumatismo. Esta sensación de temor es menor si el paciente se ve liberado de los síntomas de manera precoz tras la cementación en contra de lo que ocurre con el tratamiento conservador", concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.