Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Víctimas de la talidomida, sobre los PGE: "Se quitan el mochuelo de encima"

Avite avisa de que los 20 millones pactados entre PP y Ciudadanos suponen “10 veces menos" que en el resto del mundo

Rafael Basterrechea, vicepresidente de Avite.
Víctimas de la talidomida, sobre los PGE: "Se quitan el mochuelo de encima"
Martes, 27 de marzo de 2018, a las 14:55
Insuficientes y escasos. Así valoran las víctimas de la talidomida los 20 millones de euros que se han incluido en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2018 pactado por Partido Popular y Ciudadanos, que consideran que estos fondos solo sirven para que el Gobierno “se quite el mochuelo de encima”.
 
Rafael Basterrechea, vicepresidente de la Asociación de Víctimas de la Talidomida (Avite), replica a Redacción Médica que la cantidad citada “deja a los españoles a la cola del mundo mundial en cuanto a las ayudas. Percibiríamos 10 veces menos que cualquier otro afectado del mundo”.
 
De hecho, indica que con los 20 millones citados solo corresponderían unos “65.000 euros por víctima de media, un único pago para toda una vida de sufrimiento”, muy por debajo los seis millones que recibirá, en el transcurso de su vida, un afectado alemán o de los dos a tres millones que se destinarán a uno sueco.

Sin pensiones

Además son solo 20 millones, y sin pensiones vitalicias”, denuncia Basterrechea, quien recuerda que son vitales para “garantizar la supervivencia y la independencia” de las víctimas de la talidomida. De hecho, considera que lo propuesto en el proyecto de presupuestos solo supone “reabrir el real decreto que había en su momento y dar lo mismo que había un número mayor de pacientes. Es la misma propuesta que nos hizo el Ministerio de Sanidad en una reunión de hace dos semanas y que para esto no hemos luchado 14 años”.
 
 Las víctimas echan de menos más implicación y compromiso del Gobierno en su caso y situación. “Se debería hacer el mejor registro de pacientes posible y el Fiscal General del Estado presentar una demanda en Alemania para que pudiéramos percibir las pensiones germanas, que son las que están financiadas por Grünenthal”, apunta Basterrechea.
 
En este sentido, reclama que “a nadie se le olvide que la talidomida la vendió Grünenthal, y nadie pude demostrar que este medicamento lo vendió otra compañía que no fuera ella”.