22 de febrero de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:10
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Veterinaria avisa a otros sanitarios: los antivacunas llegan a las mascotas

Los veterinarios, preocupados por el creciente número de personas que no quieren vacunar a sus animales y su efecto

La psedociencias también proliferan en la sanidad perruna.
Veterinaria avisa a otros sanitarios: los antivacunas llegan a las mascotas
Sábado, 03 de febrero de 2018, a las 11:30
El movimiento antivacunas ha llegado al mundo de los animales, generando una gran preocupación entre los veterinarios. Cada vez son más las personas que se niegan a administrar los correspondientes antígenos a sus mascotas, sobre todo a los perros.
 
Esta moda está teniendo lugar sobre todo en Estados Unidos, donde las autoridades sanitarias ya han dado la voz de alarma por la escasa inmunización de los canes en el estado de Nueva York, una situación que podría causar peligros para sus dueños en el caso de enfermedades transmitibles a los humanos.
 
¿Pero cuál es la causa de esta situación? Ni más ni menos que la proliferación del rumor de que las vacunas provocan una enfermedad llamada el autismo canino, una dolencia que no solo no tiene nada que ver con los antígenos sino que ni siquiera existe.
 
Así lo asegura Manuel Lázaro, veterinario especializado en mascotas del hogar y miembro de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Madrid, quien reconoce “haber tenido noticia de este movimiento en Estados Unidos, pero en España es minoritario y no ha calado. No hay esa beligerancia por parte de los dueños de las mascotas. En todo caso, lo que vemos es dejadez en algunos casos”.
 
En guardia
 
Sin embargo, advierte de que hay que estar en guardia. “Lo que nos pasa en veterinaria es que todas las modas o costumbres de la medicina humana se extrapolan a la animal. Por tanto, se puede pensar que el movimiento antivacunas en mascotas en algún momento llegará, pero por lo pronto no es significativo”.
 
En el ámbito de la salud pública, informa de que la mayoría de las enfermedades de las que son vacunados los perros no son transmitibles, a excepción de la rabia y la leptospirosis. “De cara al riesgo de las personas solo me preocupa la rabia, porque a pesar de que hay pocos casos, siempre está ahí. Siguen muriendo entre 60.000 y 70.000 personas de rabia en el mundo, y es una muerte horrible. No creemos que haya problema con las vacunas obligatorias”.
 
Pseudociencias veterinarias
 
Por otro lado, Lázaro reconoce que hay proliferación de pseudociencias en el mundo de la medicina animal. “Se extrapolan las tendencias de cuidados en personas a animales, y es un tema delicado. No sabes cómo tratarlo. En mi opinión personal no creo en las medicinas alternativas porque no tienen rigor científico. A mis clientes les digo que no lo tienen, pero tampoco puedo obligarles a que no las empleen”.
 
Como ejemplo de esta proliferación pone el empleo de vendajes y camisetas para tratar la fobia a los ruidos de los perros y la ansiedad que les genera. “Esto no tiene ningún rigor pero ha arrasado en redes sociales”, lamenta, avisa de la “guerra” que se le ha declarado a los cereales en la alimentación para mascotas, terreno en el que también ha penetrado el veganismo