Los investigadores apuntan a que los vacunados que mostraron reacciones alérgicas tenían antecedentes de estas

Vacunas Covid Pfizer y Moderna: dos alergias graves por cada 10.000 dosis
Sanitario vacuna contra el Covid-19 a una ciudadana.


09 mar 2021. 12.10H
SE LEE EN 2 minutos
Especialistas del Mongan Institute, Estados Unidos, han llevado a cabo un estudio para determinar el grado de incidencia de la anafilaxia en el proceso de vacunación contra el Covid-19. El resultado les ha llevado a determinar que el riesgo de que se produzca una reacción alérgica grave es muy bajo.

Esta investigación se ha realizado con las vacunas de ARN mensajero de Pfizer-BioNTech y de Moderna. Para ponerla en marcha tomaron como cohorte a los empleados que prestan atención sanitaria en los hospitales más importantes de la ciudad de Boston, el Hospital Brigham y al Hospital General de Massachusetts.

En este estudio, publicado en JAMA, se tomaron como muestra a 64.900 empleados que recibieron la primera dosis de la vacuna contra el Covid. De estos, el 40 por ciento recibió la de Pfizer-BioNTech y el 60 por ciento la de Moderna.

98% de los vacunados sin reacciones alérgicas


De todos estos empleados, el 81 por ciento completaron al menos una encuesta sobre síntomas relacionados con posibles reacciones alérgicas tras la vacunación. Los resultados obtenidos mostraron que el 98 por ciento no tuvo ningún síntoma de reacción alérgica después de recibir la vacuna de ARN mensajero contra el Covid.

El 2 por ciento restante sí informó de reacciones alérgicas; sin embargo, las reacciones graves comparables con la anafilaxia se dieron en una tasa de 2,47 por 10.000 vacunaciones. En el estudio, recalcan que todos los casos con anafilaxia se recuperaron sin necesidad de intubación. Además, explican que la mayoría de los receptores de la vacuna con anafilaxia tenían antecedentes de alergia, y el 31 por ciento tenía anafilaxia previa.

Tasa de incidencia de la anafilaxia baja


Los investigadores apuntan que la tasa de incidencia de anafilaxia “confirmada en este estudio es mayor que la suministrada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades”. Aún así manifiestan que “el riesgo general de anafilaxia a una vacuna de ARNm COVID-19 sigue siendo extremadamente bajo y, en gran medida, comparable con otras exposiciones comunes de atención médica”.

Esta investigación se suma a la última actualización realizada por el Comité de Farmacoviligancia (PRAC) de la EMA en la que se señala que, tras estudiar el riesgo de reacción alérgica grave con la vacuna de Pfizer y la de Moderna, no ha habido modificaciones en la indicación de su uso para la población mayor de 16 años (en el caso de Pfizer) y de 18 años (en Moderna). 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.