Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:45
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Una matemática da la fórmula contra la incultura científica ‘tipo Cárdenas'

Advierte de que es peligroso que el altavoz de los antivacunas sea mayor que el de los científicos

Clara Grima, premio Cosce a la Difusión de la Ciencia.
Una matemática da la fórmula contra la incultura científica ‘tipo Cárdenas'
Redacción
Jueves, 15 de junio de 2017, a las 13:30
“A la televisión no le interesa nada la divulgación científica”, proclama la matemática Clara Grima, que acaba de recibir el premio Cosce de Difusión de la Ciencia. “Hacen falta más divulgadores y que la gente tenga más cultura científica porque hay un montón de estafas, de homeopatía, por ejemplo”. 

Y recuerda un caso muy reciente que sigue latente en la opinión pública española: “La prueba de que no es suficiente es que hemos tenido un episodio como el de Javier Cárdenas (presentador de televisión y radio), alimentando un bulo antivacunas que es muy peligroso, por lo que, por mucho que hagamos nosotros, mientras siga habiendo gente con un altavoz mucho más potente que el nuestro, no es suficiente”

Cómo combatirlo

Grima da alguna claves para combatir la incultura científica entre la sociedad. “Para que haya más interés por la ciencia, su divulgación ha de comenzar en el colegio, a través de la educación, para demostrar a los estudiantes que se trata de una herramienta muy atractiva para entender el futuro”.

La matemática explica que cuando va a los colegios a dar charlas, lo que observa es que a partir de cuarto curso de Primaria el interés por la ciencia empieza a decrecer, pero solo en las niñas. "Me cabreo, no tiene sentido desde el punto de vista biológico que las niñas no tengan interés por la ciencia", ha destacado Grima, que califica este hecho de “llamativo”. “La mayoría de ellas van hacia ciencias de la salud”. 

Finalmente augura un futuro “más tecnológico”, algo que le esperanza en la divulgación científica entre los más pequeños, porque “no debe de ser demasiado difícil conseguir su interés ya que todos están enganchados a una máquina”. También anima a que se exploren otros canales, como las plataformas digitales de vídeo: “Hay muy buenos ‘youtubers’ de ciencia”.