Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Trump aprueba el uso de tratamientos experimentales en pacientes terminales

La Ley aprobada legaliza los tratamiento experimentales para pacientes desahuciados

Donald Trump, presidente de Estados Unidos
Trump aprueba el uso de tratamientos experimentales en pacientes terminales
Redacción
Jueves, 31 de mayo de 2018, a las 10:40
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha firmado la ley conocida como "derecho a probar", una polémica norma que legaliza los tratamientos experimentales con pacientes desahuciados para los que la medicina común no ha encontrado remedio. "Quería una ley por y para los enfermos, no a favor de las compañías de seguros y farmacéuticas, que no me importan", apuntó Trump en la Casa Blanca.

"Salvaremos miles y miles de vidas", aseguró el mandatario, que criticó que las normas actuales alargan el proceso de aprobación de los medicamentos, quitando la esperanza a los enfermos que carecen de ese tiempo. El presidente recibió a varios enfermos terminales en la rúbrica de esta ley, a la que asistieron además, entre otros, el vicepresidente Mike Pence, firme defensor de esta regla, y el secretario (ministro) de Salud, Alex Azar.

Sin supervisión

A partir de ahora, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de Estados Unidos no tendrá derecho a supervisar los tratamientos experimentales como hasta ahora y únicamente será informada una vez programados. Además, la ley autoriza a los pacientes a probar estos medicamentos en fase previa a la comercialización, y serán las propias compañías las que decidan o no dar luz verde estos tratamientos experimentales.

La medida ha suscitado controversia entre grupos de defensa de pacientes terminales, que han defendido que esta norma no tendrá un gran impacto en el acceso a ese tipo de tratamientos y que puede tener un efecto negativo en la percepción pública de la FDA. "No creemos que esta ley aumente de forma segura y genuina el acceso a terapias de investigación fuera de los ensayos clínicos. Desafortunadamente, es particularmente preocupante", indicó a Efe Christina Jensen, de la Organización Nacional de Enfermedades Raras.

Controversia

A pesar de que a partir de hoy se convierte en una ley federal, 40 estados del país han pasado legislaciones similares en los últimos años con el mismo objetivo. De hecho, durante décadas se han implementado medidas para que pacientes moribundos accedan a medicamentos fuera de los ensayos clínicos, conocidas como "políticas de acceso expandido" o "uso compasivo".

Cerca del 99 % de las solicitudes enviadas para ampliar el acceso a casi 9.000 fármacos en investigación fueron aprobadas durante un período de 10 años entre enero de 2005 y diciembre de 2014, según datos de un estudio de investigadores de la FDA publicado en la revista Therapeutic Innovation & Regulatory Science en 2016 .

Beneficio político

Los expertos han considerado que esta ley se quedará en un punto político a favor de Trump y su Administración a ojos del público, pero que en realidad cambiará muy poco el panorama para los pacientes en fase terminal.

Los opositores a la medida han insistido en los últimos meses que la ley "derecho a probar" dará falsas esperanzas a los enfermos por un acceso a medicamentos que ya podían obtener mediante un proceso controlado por la FDA.

No obstante, la Cámara de Representantes aprobó la legislación la semana pasada (250-169) después de que el Senado también diera el visto bueno el pasado mes de agosto, pasos previos a que Trump convirtiera hoy esa propuesta legislativa en ley.