18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 15:25
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Tres comunidades se desligan de la OPE nacional en sanidad e irán por libre

Argumentan razones logísticas y organizativas para no celebrar las pruebas en la primera mitad de 2019

'Foto de familia' del último Consejo Interterritorial.
Tres comunidades se desligan de la OPE nacional en sanidad e irán por libre
Sergio López
Miércoles, 29 de noviembre de 2017, a las 13:00
Al menos tres comunidades autónomas se descuelgan de las fechas dadas a conocer para las primeras seis categorías que celebrarán exámenes dentro de la la Oferta Pública de Empleo (OPE) nacional de sanidad. Durante la reunión entre Ministerio y autonomías, País Vasco, Castilla-La Mancha y Canarias expresaron que veían “muy difícil” celebrar los exámenes durante el primer semestre de 2019 y que prefieren ‘ir por libre’ tanto en éstas como en otras categorías.
 
País Vasco ha confirmado que se saldrá del calendario acordado porque ya tiene firmado un acuerdo con los sindicatos para sacar las plazas correspondientes a la OPE nacional en 2018; mientras que Castilla-La Mancha y Canarias han expresado que se desvinculan por la razón contraria: ven muy difícil llegar a tiempo para celebrar los seis exámenes mencionados durante el primer semestre de 2019, debido a que tienen otros procesos en marcha.
 
“Todo el mundo lo conoce como 'OPE nacional', pero la tramitamos nosotros, la convocamos nosotros y la resolvemos nosotros. Nuestras convocatorias se realizarán según nuestras propias dinámicas organizativas, asistenciales y sindicales”, explica a Redacción Médica un responsable Castilla-La Mancha, conocedor de las negociaciones.
 
Las primeras categorías seis categorías que celebrarán exámenes entre febrero y mayo de 2019 son, por este orden, enfermeros especialistas en Obstetricia-Ginecología, fisioterapeutas, celadores, auxiliares administrativos y auxiliares de Enfermería.

Medicina de Familia y Pediatria, las próximas en tener fecha de examen

Está previsto, según este representante, que las siguientes categorías para las que se acuerde una fecha coordinada sean las de Medicina de Familia y Pediatria, además de técnicos superiores y pinches. En el caso de estas cuatro categorías también ha reservas a coordinar la fecha que abarcan a alguna de las regiones mencionadas, pero también a Cantabria, Extremadura y Baleares.
 
A juicio de las fuentes consultadas, la coordinación en fechas de la ‘mega OPE’ es “un acuerdo, pero no una obligatoriedad”. En el caso concreto de Castilla-La Mancha, el retraso en la fecha para estas categorías responde a razones “logísticas”, dado que el personal de recursos humanos no tiene capacidad técnica para simultanear la resolución de las OPE regionales de más de mil plazas al año previstas para éste y los sucesivos años, con la OPE nacional. Sin embargo, su portavoz también alude a razones tácticas.
 
“A nosotros no nos conviene celebrar una oposición de Medicina de Familia o Pediatría al mismo tiempo que Madrid”, explica este representante, que dice que a la región le interesa tener “manos libres para retrasar o adelantar” y así contrarrestar el fuerte efecto frontera que sufre con Madrid, ya que la capital suele tener más atractivo como destino profesional. Esto implica que, en algunas categorías en las que la región anda especialmente necesitada, la fecha de exámenes podría incluso adelantarse respecto de la que acuerde el Ministerio con el resto de comunidades.