Covid-19: corta-pega genético como opción más "rápida y barata" que la PCR

El ISCIII evalúa la funcionalidad de la tecnología Crispr como herramienta diagnóstica de coronavirus

Covid-19: corta-pega genético como opción más "rápida y barata" que la PCR
mié 29 julio 2020. 09.20H
El Instituto de Salud Carlos III ha publicado un informe sobre el tecnología Crispr, conocida como el corta-pega genético, en el que se apuesta por esta técnica como una posible herramienta diagnóstica para el coronavirus Covid-19. Así, aunque aseguran que son estudios en fase inicial -pues todavía no se ha confirmado la sensibilidad y fiabilidad del Crispr- puede ser muy útil debido a que es más barato que la prueba PCR, la más fiable actualmente, y porque sus resultados se pueden obtener en menos de una hora.

DIRECTO | Accede aquí a la última hora del coronavirus Covid-19

El documento publicado por la institución insiste en que es necesario validar esta herramienta en grandes grupos de pacientes pero que, en este momento, el Crispr, puede ser muy útil puesto que no precisa de un equipamiento y personal especializados ni de laboratorios acreditados, como si ocurre con las PCR.

A este respecto, la técnica más conocida y utilizada hasta el momento para detectar mediante la edición genética el SARS-CoV-2 se denominan SHERLOCK, CARMEN, DETECTR y CONAN, y utilizan diferentes abordajes biotecnológicos y diferentes variantes Crispr para optimizar y acelerar el diagnóstico.


Los investigadores abogan así por la posibilidad de que, en un futuro, se utilice la técnica del corta-pega genético para el desarrollo de kits diagnósticos más sencillos y accesibles.

DOCUMENTO | La tecnología Crispr en la infección por SARS-CoV-2

De otro lado, el estudio analiza las posibilidades de Crispr en la búsqueda de tratamientos para el Covid-19. Algo que está todavía menos desarrollado que las aplicaciones diagnósticas. Pese a ello, abogan por que las 'tijeras moleculares' podrían utilizarse para eliminar, degradar o modificar el material genético del propio coronavirus y así 'desactivar' o minimizar su actividad infecciosa, o para actuar sobre células ya infectadas y tratar de 'curarlas'.

Entre las técnicas que se están estudiando está la de utilizar virus seguros modificados en el laboratorio como vehículos de herramientas Crispr. “Estos virus modificados serían capaces de detectar células infectadas por el SARS-CoV-2, con el objetivo de eliminar los virus que contienen, un acercamiento que parece tener más posibilidades siempre que demuestre seguridad y fiabilidad”, explican en su informe.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.