El comportamiento de la población ha llevado a varios sanitarios a darse de "directamente de baja"

'Ansiedad anticipatoria', principal consecuencia en sanitarios tras el 9M
Jesús Linares.


16 may 2021. 17.00H
SE LEE EN 4 minutos
A menos de una semana del levantamiento del estado de alarma en España, la preocupación ha vuelto a sacudir el sector sanitario, que pide no cantar 'victoria' con el Covid-19 antes de tiempo. Las imágenes vividas este pasado fin de semana, horas después de que se levantara el estado excepcional, han hecho que regresaran a la mente de los profesionales algunos de los momentos más duros de la pandemia y con ellos el miedo a una nueva oleada de contagios virus.

Lo que, en palabras de psicólogo Jesús Linares, se denomina 'ansiedad anticipatoria' al no estar preparados para "afrontar otra vez lo que vendrá".Tras meses en un "punto muerto" de emociones, los comportamientos aparejados a la 'nueva normalidad' no han hecho sino disparar de nuevo el miedo entre los profesionasles a unos "niveles enormes", declara este representante del Colegio de Psicólogos de Madrid

Ni siquiera se puede hablar de una "recaída", aclara, puesto que la psique sanitaria lleva mucho tiempo pendiendo de un hilo y "nunca ha llegado a estar bien del todo". El efecto ha sido tal que tres de sus pacientes sanitarios han decidido pedir la baja "directamente tras ver las imágenes".

Catorce meses de pandemia después, los profesionales sanitarios habían conseguido llegar a una "falsa estabilidad emocional" que se mantenía, a pesar de las subidas y bajadas, y que ha desaparecido con la relajación de las restricciones. Saber que se acercaba el fin del estado de alarma les llevó a estar "mucho más inquietos", puesto que, después de "vivir intensamente" cuatro oleadas de contagios "presagiaban lo peor", detalla Linares. 

En el caso de los profesionales sanitarios, no se trata de una angustia anticipatoria "al uso", "bastante disfuncional" en la mayoría de los casos, puesto que ellos "sí conocen lo que pasa en esta profecía autocumplida" y los efectos que ello ocasiona en la saturación

Frustración, ira y tristeza


Linares asegura que son muchos los pacientes y compañeros que le han "llamado llorando y con angustia", sorprendidos al comprobar el efecto "tan heavy" que generaban dichos comportamientos en su estado anímico. "No entendían cómo podían estar así después de haber estado bien", aunque reconoce que "cuando alguien tiene una reacción tan fuerte ante un eventos de este tipo significa que había algo detrás que no estaba bien per sé". 

El aumento de las bajas médicas, sumado al retraso de la incorporación de los residentes, ha aumentado la carga de trabajo actual de muchos profesionales, obligados "a hacer hasta once guardias al mes" lo cual, no hace sino empeorar su fatiga mental

A la angustia de estos días se suma también la frustración a raíz de la situación social y política, dando paso en ocasiones a la ira, en una fase inicial, y posteriormente a la tristeza. Como motivo principal, Linares señala la "falta de respuesta" que se percibe por parte de administraciones y la población en general. "Hemos pasado de héroes a villanos", lamenta al ver el cambio de mentalidad experimentado según iba avanzando la crisis. 

Renuncias profesionales a causa del Covid-19


Una carga emocional prolongada durante más de un año de pandemia, y la causante de que "numerosos" profesionales hayan decidido "abandonar su puesto de trabajo hace unos meses"

Además de médicos y enfermeras en activo, también ha habido residentes de Medicina con plaza "que no han querido" y estudiantes que ni suquiera han hecho el examen MIR porque "consideran que no es el mejor momento para aprender y meterse en un hospital". 

"La experiencia es que con el paso del tiempo la fatiga está obligando a muchas personas a que se den de baja o que acaben abandonando", afirma Linares, sobre todo en este último periodo de la pandemia. 

Para hacer frente a esta situación, el psicólgo aconseja "pelear con quien puedas ganar", es decir, no volcar la ira "contra la gente joven o los ciudadanos", sumidos también en una fatiga pandémica. "Es inútil, no lo podemos cambiar", explica Linares, para el que, lo ideal, es evitar a toda la confrontación.

Frente a los estímulos negativos que supone ver las irresponsabilidades de la población, propone "cambiar el foco" y centrarse en aquellas cosas que sí se pueden cambiar y "hacerte sentir mejor" como el trabajo, la familia o las vacaciones. 



 














Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.