Sanidad: la lactancia materna es segura a pesar de casos aislados de Covid

El Ministerio recomienda el amamantamiento siempre que las condiciones clínicas de la madre y del bebé lo permitan

Sanidad: la lactancia materna es segura a pesar de casos aislados de Covid
lun 22 junio 2020. 12.40H
El último 'Manejo de la mujer embarazada y el recién nacido con Covid-19' publicado por el Ministerio de Sanidad avisa de que hasta el momento se han descrito casos de dos madres con muestras de leche con presencia de SARS-CoV-2. Ha sido en otros países y mediante detección por PCR con medida de seguridad que evitarían la contaminación de la leche tras su extracción. 

- Acceda aquí a las últimas informaciones sobre coronavirus Covid-19 -

"En un caso -ocurrido en Alemania- la positividad ocurrió a los 10, 12 y 13 días postparto y el recién nacido obtuvo un resultado positivo para SARS-CoV-2 a partir del décimo día, siendo los síntomas leves y transitorios". Rüdiger Groß  y colaboradores no pueden asegurar si la ruta de infección fue la lactancia u otra ruta desde su madre infectada

- Acceda aquí al documento técnico -

"En el segundo caso se describe positividad de PCR para SARS-CoV-2 en muestras de leche materna al segundo día tras el nacimiento, y la clínica del recién nacido fue tras el nacimiento prematuro, cursando también de forma leve y transitoria. Por ello, en el momento actual, es prudente seguir fomentando y recomendando la lactancia materna, ante las indudables ventajas de la misma, hasta que no se demuestre una evidencia sólida sobre el riesgo de contagio postnatal", indican. 

En este texto vuelven a dejar claro que "la lactancia materna otorga muchos beneficios, como el potencial paso de anticuerpos madre-hijo frente al SARS-CoV-2". Por tanto, y ante la evidencia actual, recomiendan su mantenimiento desde el nacimiento, siempre que las condiciones clínicas del recién nacido y su madre lo permitan.

También apuntan a que las madres de recién nacidos prematuros van a necesitar ayuda para iniciar la extracción de leche en las primeras dos horas tras el parto para favorecer así la administración de calostro a su recién nacido. "Mientras ello no sea posible se recomienda la administración de leche humana donada de banco según criterios particulares de cada centro", indican. 

La opinión de las sociedades y organizaciones 


En este documento técnico también explican que la Sociedad Española de Neonatología, la Sociedad Italiana de Neonatología y la Uenps (Union of European Neonatal and Perinatal Societies) recomienda el amamantamiento con medidas para la prevención de infección por microorganismos transmitidos por gotas y por contacto para los casos de madres con infección probable o confirmada pauci o asintomáticas en alojamiento conjunto con el recién nacido.

En el caso de la OMS, Unicef y la Academy of Breastfeeding Medicine, entre otros, recomiendan mantener el amamantamiento tanto para casos de madres con infección confirmada como probable, siempre y cuando se mantengan medidas para la prevención de infección por microorganismos transmitidos por gotas y por contacto. En casos de madres con enfermedad grave se recomiendan ayudarla para extraer la leche.


"Los CDC consideran como primera opción manejar a la madre y al neonato por separado y alimentar al bebé con leche materna extraída"


"Los CDC consideran como primera opción manejar a la madre y al neonato por separado y alimentar al bebé con leche materna extraída. En caso de que se haga alojamiento conjunto y amamantamiento, mantener medidas estrictas de aislamiento de contacto", añaden. 

Para los casos de madres lactantes fuera del periodo postnatal inmediato y que se infectan o hay sospecha de infección por el SARS-CoV-2 se recomienda extremar las medidas de aislamiento (higiene de manos y mascarilla) y seguir amamantando al neonato, o bien hacer una extracción de la leche tomando las máximas precauciones de aislamiento (higiene de manos y mascarilla) y que ésta sea administrada al neonato por un cuidador sano.

Además indican que no es preciso pasteurizar la leche extraída antes de administrarla al neonato. Eso sí, una vez más señalan que "la decisión final sobre el tipo de alimentación del recién nacido deberá consensuarse entre la paciente y el equipo tratante, en base a los conocimientos científicos de cada momento y el estado de salud de la madre y el recién nacido". 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.