La MHRA señala que no existe evidencia científica que avale esta alteración

Reino Unido descarta trastornos menstruales por las vacunas Covid
Mujer vacunada contra el Covid-19.


22 ago 2021. 17.40H
SE LEE EN 3 minutos
POR CRISTIAN GALLEGOS
La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido (MHRA, por sus siglas en inglés) ha señalado que no existe evidencia científica que respalde un vínculo entre los cambios en los períodos menstruales y los síntomas relacionados con la vacuna Covid-19. El número de notificaciones de trastornos de la menstruación y sangrado vaginal es “bajo” en relación con el número de personas que han recibido la vacuna.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Tras la rigurosa revisión de informes de presuntos efectos secundarios con trastornos menstruales y sangrado vaginal inesperado, después de la vacunación contra el Covid-19 en el Reino Unido, la agencia británica junto a un equipo de expertos ha concluído que no existe una relación causal en la alteración.

Según el resumen de los informes de la tarjeta amarilla para las vacunas Covid-19, los cambios menstruales informados son en su mayoría de “naturaleza transitoria” y también evidencia que la vacunación tampoco afecta la fertilidad y la capacidad de tener hijos.

“Es importante que cualquier persona que experimente cambios en sus períodos que sean inusuales para ellos, que persistan en el tiempo o que tenga un nuevo sangrado vaginal después de la menopausia, después de la vacunación Covid, se comunique con su médico. Cualquier persona que presente trastornos menstruales y/o sangrado vaginal inesperado después de la vacunación debe ser tratada de acuerdo con las pautas clínicas para estas afecciones, como es habitual”, señala el documento.


Seguridad durante el embarazo


La MHRA continúa monitoreando de cerca la seguridad de las exposiciones a la vacuna Covid durante el embarazo.
Respecto a éste ítem, el informe ha señalado que el número de casos de aborto espontáneo y muerte fetal es bajo en relación con el número de mujeres embarazadas que han recibido vacunas Covid hasta la fecha, y la frecuencia con la que estos eventos ocurren en el Reino Unido fuera de la pandemia.

“No hay un patrón en los informes que sugiera que cualquiera de las vacunas utilizadas en el Reino Unido, o cualquier reacción a estas vacunas, aumente el riesgo de aborto espontáneo o muerte fetal. A su vez, tampoco hay un patrón que aumente el riesgo de anomalías congénitas o complicaciones del nacimiento. Las mujeres embarazadas han informado reacciones sospechosas similares a las vacunas que las personas que no están embarazadas”, explica el documento.

Las conclusiones de la MHRA coinciden con una revisión similar realizada en Europa a principios de este mes, que no mostró ninguna relación causal entre las vacunas contra el Covid y los trastornos menstruales.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.