Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Reino Unido dará sanidad a los europeos "como si fueran británicos"

El Gobierno británico publica el documento sobre la situación de europeos en Reino Unido y de británicos en la UE

Theresa May, primera ministra del Reino Unido.
Reino Unido dará sanidad a los europeos "como si fueran británicos"
Carlos Corominas
Lunes, 26 de junio de 2017, a las 19:10
El Gobierno de Reino Unido ha publicado este lunes el documento en el que se posiciona acerca de una de las grandes incógnitas del brexit: ¿En qué situación quedarán los europeos que viven en las islas y qué derechos tendrán los británicos que residen en Europa? El documento recoge que, durante las negociaciones, "el Gobierno tratará de mantener los acuerdos sanitarios actualmente en vigor para los nacionales británicos y los ciudadanos europeos que se benefician de los mismos antes de la fecha de salida".

Es decir, que todos los británicos que vivan fuera podrán recibir "beneficios o pensiones de Reino Unido para tener cobertura sanitaria mediante los acuerdos recíprocos". Se refiere a los acuerdos que ahora tiene el Reino Unido con otros países europeos en los que se reembolsa el coste de tratar a residentes y turistas tanto de unos como de otros.

Para los residentes en las islas el planteamiento es similar: quien demuestre que es un "residente habitual" podrá acceder a la sanidad de la misma manera que un británico. En el caso de estudiantes o turistas que tengan la tarjeta sanitaria europea accederán a la sanidad, pero el pago correrá a cargo al país de origen. Otro de los puntos que destaca la propuesta es la eliminación del requisito que existía en las islas de haber tenido un seguro privado para considerarlos residentes.      
  
La propia Theresa May expuso sus intenciones en una cena con líderes europeos el pasado viernes. La mandataria británica explicó que quería que los ciudadanos europeos mantengan su estatus en Reino Unido, con la condición de que los británicos que viven en otros países de la UE también conserven sus derechos.  

La pensionista británica

Para ilustrar la situación en la que quedarán los británicos que vivan en Europa tras el brexit, el documento pone el ejemplo de Sarah, una pensionista británica que reside en España desde 2005. Tiene un certificado que le permite acceder a la sanidad española, aunque quien paga esa asistencia es Reino Unido.

Cuando Sarah quiere viajar a otro país de la Unión Europea deberá presentar la misma tarjeta sanitaria que el resto de turistas. El texto señala cuál es la intención del Reino Unido respecto al futuro de esta pensionista: "Queremos asegurar los derechos sanitarios actuales de Sarah para que sigan manteniendo las mismas condiciones una vez que el Reino Unido abandone Europa".