El virólogo Raúl Ortiz de Lejarazu cuestiona que el diagnóstico no se haga con estas muestras cuando es más temprano

Pruebas orofaríngeas de Monkeypox para 'ganar' 4 días al diagnóstico
Raúl Ortiz de Lejarazu, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc).


21 ago 2022. 15.30H
SE LEE EN 3 minutos
El virus de la viruela del mono se ha detectado en la saliva de los casos positivos, pero aún no se realizan muestras orofaríngeas, al menos en España. "¿Por qué no se hacen test con muestras orofaríngeas, que permiten un diagnóstico y medidas profilácticas más tempranas, en vez de hacerlo de las lesiones, que son más tardías?", se cuestiona Raúl Ortiz de Lejarazu, portavoz de la Sociedad española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc).

Ortiz de Lejarazu, refiriéndose a un estudio de detección frecuente de ADN del virus de la viruela del mono en saliva, semen y otras muestras clínicas, realizado en doce pacientes en Barcelona entre mayo y junio de 2022 y publicado en la revista Eurosurveillance, asegura a Redacción Médica que "cuando aparecen las lesiones, en la fase eruptiva, se detecta la enfermedad, pero se ha podido contagiar durante los días previos, por lo que pierdes tres o cuatro días de diagnóstico".

El virólogo apunta que no es necesario hacer muestras orofaríngeas a personas sanas, "pero sí en contactos estrechos de los casos positivos". De esta forma, se evitarían contagios de personas que tienen el monkeypox y no lo saben porque aún no tienen lesiones visibles. Ortiz de Lejarazu apuesta por realizar una PCR a aquellas personas que hayan estado con un contagiado por viruela del mono y tengan una sensación de fatiga o extraña.

Diferencias en el abordaje entre EEUU y España


Por otra parte, Ortiz de Lejarazu ha comparado el abordaje del brote de la viruela del mono entre Estados Unidos y España. "Estados Unidos, con mucho menos casos acumulados de monkeypox que España, se lo toma bastante en serio", apunta.

En ese sentido, el portavoz de la Seimc explica que Estados Unidos ha contactado enseguida con las asociaciones más representativas de los casos afectados, mientras que en España existe esa posibilidad pero "creo que el mensaje no llega a las personas". En algunas de las ciudades más pobladas, como Nueva York, se ha interpelado a hombres susceptibles de estar contagiados y llevado a cabo un conjunto de mecanismos para la detección precoz, brindar apoyo e incluso tratamiento. "Estados Unidos es una potencia en ese aspecto, pero tiene un sistema sanitario que no tiene un acceso como el español, que es el más accesible del mundo", indica Ortiz de Lejarazu.

El virólogo añade que en España "cualquier persona que crea que puede estar afectada por la viruela del mono puede ponerse en pocas horas delante de un médico". Por el contrario, otros países de Europa como Inglaterra u Holanda han tenido que implementar vías nuevas de acceso. "Indudablemente España tiene una gran ventaja respecto a otros países", sostiene Ortiz de Lejarazu.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.