20 de junio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:10
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Prevenir más que tratar, el consejo de la OMS ante el cambio generacional

"Nuestra sociedad está cambiando, y la salud dependerá de la capacidad de prevención", ha asegurado María Neira

María Neira
Prevenir más que tratar, el consejo de la OMS ante el cambio generacional
Redacción
Martes, 27 de febrero de 2018, a las 18:20
La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, ha avisado de que tratar a los pacientes "ya no es suficiente", por lo que ha destacado la necesidad de empezar a prevenir la enfermedad.

"Nuestra sociedad está cambiando, y la salud de nuestra población dependerá en buena parte de nuestra capacidad para influenciar esos cambios, anticiparlos y planificar mejor la respuesta. La idea no es evitar la enfermedad, sino proteger la salud gracias a un mejor diseño de las ciudades, pensadas sobre todo para los ciudadanos. Y este tipo de acciones también son fundamentales para tener éxito en la lucha contra el cambio climático", ha dicho durante el acto de celebración del XI Aniversario del Instituto Tomás Pascual Sanz.

Por su parte, el presidente del Instituto Tomás Pascual Sanz, Martí Fluxá, ha recordado que la salud depende de una combinación de factores biológicos, ambientales, de estilo de vida y vinculados a la atención sanitaria. "Cada vez más, todos ellos están interrelacionados gracias a los avances tecnológicos y al tratamiento de millones de datos. La tecnología ha permitido el estudio a gran escala de muchos genes, proteínas y metabolitos que están alentando el diseño de estrategias personalizadas para la prevención y tratamiento de enfermedades metabólicas", ha analizado.

Ciudades y comida saludable

Neira ha considerado "imprescindible" aplicar una planificación urbana saludable, un aspecto en el que los alcaldes pueden actuar "como pequeños ministros de Salud" en sus respectivas ciudades. Sobre todo, respecto a dos cuestiones, los factores de riesgo ambiental y la contaminación del aire. "Los riesgos ambientales producen un 25% de las causas de muerte y morbilidad, mientras que el 90% de la población mundial respira aire contaminado. Ambos factores provocan casi 20 millones de muertes al año en todo el mundo que podrían prevenirse", ha defendido.

Por último, Neira ha valorado la alimentación como fuente de salud, desde su producción sostenible hasta su uso racional, evitando el actual desaprovechamiento de una tercera parte de los alimentos que se producen y ha hecho referencia a la cohesión social como "un rasgo distintivo" de aquellos lugares donde las personas son más longevas.

La OMS estima que en 2012 perdieron la vida 12,6 millones de personas por vivir o trabajar en ambientes poco saludables, por lo que los sistemas de producción, consumo y reciclaje deben ser más sostenibles, además de fomentar un medio ambiente que, en lugar de perjudicar la salud, la mejore.