Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Pacto histórico en la UE para forzar a Grünenthal a pagar por la talidomida

Esta semana el Parlamento Europeo debate una resolución para pedir que el laboratorio alemán asuma responsabilidades

Rafael Basterrecha, vicepresidente de Avite, y Soledad Cabezón, eurodiputada socialista.
Pacto histórico en la UE para forzar a Grünenthal a pagar por la talidomida
Carlos Corominas
Cristina Cebrián
Lunes, 12 de diciembre de 2016, a las 12:00
Esta semana el Parlamento Europeo aprobará con el apoyo de la mayoría de grupos una resolución a favor de resarcir a las víctimas de la talidomida. La propuesta, que pide al Gobierno alemán que incluya a las víctimas de otros países en su paquete de indemnizaciones, incluye un apartado para que Grünenthal “asuma sus responsabilidades” al ser el laboratorio responsable de crear la talidomida.

Basterrechea y Cabezón posan con la resolución.

Según ha recordado durante la presentación de esta iniciativa Soledad Cabezón, eurodiputada socialista y una de las impulsoras de la proposición, el delito penal ha prescrito, pero “hay que pedir que se sienten a negociar con los gobiernos”.

El vicepresidente de la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (Avite), Rafael Basterrechea, ha coincidido en la necesidad de que arranquen las negociaciones, pero ha ido más allá: “El Gobierno tiene capacidad de decidir y decirle a la farmacéutica: «O llegas a un acuerdo o no vendes una pastilla más en España”.

Apelación al Gobierno alemán

Esta resolución llega un mes antes de que el Gobierno alemán vote la modificación de la ley sobre la fundación de la talidomida. La resolución que se votará este jueves pedirá que este cambio sirva para incluir "a los supervivientes de Reino Unido, España, Italia, Suecia y otros países" en los paquetes de ayudas a las víctimas.

Para ello, los pacientes deberán acreditar de manera oficial que son afectados por la talidomida, otra de las asignaturas pendientes en España. Aunque en 2010 se aprobó la creación de un registro de víctimas, este ha reconocido apenas a 24 de las 200 que calcula Avite que existen en España, y actualmente se haya paralizado. No obstante, esta herramienta debería volver a ponerse en marcha si el Gobierno cumple el mandato de la última Comisión de Sanidad del Congreso que insta a reabrirlo y a establecer indemnizaciones al Estado. 

Sobre este punto, Cabezón reconoce que desconoce si la modificación de la norma alemana aceptará un futuro registro que todavía no está desarrollado. Ha afirmado que "al margen de la indemnización por parte de Alemania, hay que insistir en que es necesario que se reconozca en España". Se abre por tanto una doble vía para que las víctimas de la talidomida en España puedan acceder a indemnizaciones: por un lado, las que determine el Gobierno alemán y, por otro, las que realice el Gobierno de España si atiende a la iniciativa legislativa aprobada en el Congreso.  

Por último, la resolución incluye un punto en el que urge a la Comisión Europea a crear un protocolo de seguimiento para "que tenga un papel de coordinador de estas ayudas de forma que el tratamiento de las víctimas no difiera mucho de unos a otros", explica Cabezón.