Una encuesta de EEUU sitúa a los psiquiatras como los más dados al fracaso matrimonial

Neumólogos y dermatólogos son los especialistas con matrimonios más felices


23 ene 2021. 10.00H
SE LEE EN 4 minutos
2020 cambió el estilo de vida de toda una sociedad, especialmente la de los profesionales sanitarios. Todos ellos tuvieron que enfrentarse en primera línea al Covid-19, e incluso en muchos casos, transformar la atención primaria de forma presencial a virtual. Estos cambios que han tenido que afrontar dentro de su profesión también han repercutido en su vida personal. Antes de la pandemia el 82 por ciento de los médicos eran felices fuera del trabajo, según una encuesta realizada por Medscape a más de 12.000 médicos de 29 especialidades diferentes. Sin embargo, tras la llegada del coronavirus solo la mitad de los encuestados afirman estar contentos fuera de su horario laboral.

La salud mental de los sanitarios ha sido la gran damnificada durante esta pandemia. Las actividades en solitario, como los pasatiempos y el ejercicio, fueron señaladas por dos tercios como formas de mantenerse sano y feliz durante la pandemia. Un porcentaje similar señaló que dependen de otras personas, principalmente de la familia y los amigos, para poder levantar el ánimo.

Equilibrio entre vida laboral y personal


El 30% de los médicos dijeron que estaban insatisfechos entre el equilibrio de su trabajo médico y el cuidado de sus hijos. Pero hay claras diferencias entre los médicos hombres y mujeres. Según el psiquiatra Michael F. Myers, profesor de psiquiatría clínica de la Universidad de Ciencias de la Salud SUNY en Brooklyn, aunque los hombres comparten una buena parte de las responsabilidades del cuidado de los niños, la "función de director general del hogar" casi siempre recae en las mujeres."Desde el Covid-19, la tensión del papel de las mujeres médicas que también son madres ha aumentado enormemente debido a la preocupación por el contagio y la forma en que esto afecta a sus hijos", dijo.

La mayoría de los médicos están actualmente en una relación comprometida, casados o viviendo con una pareja, con un 85 por ciento (90 por ciento de los hombres y 77 por ciento de las mujeres). Más de 8 de cada 10 médicos dicen que su matrimonio es muy bueno o bueno, el mismo porcentaje que el informe del año pasado.

Los neumólogos, dermatólogos, oftalmólogos y urólogos con un 63 y 60 por ciento son los que reconocen una mayor satisfacción en sus matrimonios, mientras que por el otro extremo se encuentran los médicos de cuidados intensivos y los psiquiatras con un 43 por ciento. 

Entre los médicos que están casados o viven en pareja, menos de la mitad (43 por ciento) están con alguien en el campo de la medicina. De los que lo están, casi 24 por ciento de las mujeres están casadas con un médico mientras que un tercio de los hombres están casados con alguien del campo de la salud que no sea un médico.

Además, casi un 24% por ciento de los médicos encuestados no tienen ansiedad sobre la incertidumbre de la pandemia. Los reumatólogos e inmunólogos informaron con mayor frecuencia de altos niveles de ansiedad sobre el futuro, mientras que los cirujanos plásticos y los nefrólogos se encontraban en el extremo inferior del espectro.

50 por ciento sacrificaría su salario por una mejor vida


Casi la mitad de los médicos sacrificarían parte de su salario por una mejor vida en el hogar, un resultado similar a la encuenta de 2020. Un poco más de mujeres médicas (50 por ciento) que de hombres médicos (45 por ciento) harían esta compensación.

Entre los médicos que dijeron que renunciarían a parte de su salario, alrededor de un tercio aceptaría un recorte salarial de entre 10.000 y 20.000 dólares, mientras que un porcentaje similar sacrificaría entre 20.000 y 50.000 dólares.

Por otra parte, en cuento al consumo de internet, los médicos pasan mucho menos tiempo conectados que las casi 7 horas diarias del usuario promedio de Internet, según lo reportado por Hootsuite. Sin embargo, cuando se trata de usar Internet para su trabajo, la gran mayoría de los médicos están en línea hasta 10 horas por semana. Esto es un ligero aumento con respecto a los datos del año pasado, y se podría suponer que estuvo ligado a un mayor uso de la telemedicina durante una pandemia, por tanto, el porcentaje podría aumentar de nuevo el año próximo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.