Médicos que se enfrentan a la listeriosis: "Tenemos protocolo actualizado"

La Junta de Andalucía ha difundido instrucciones actualizadas y los facultativos recuerdan que es una enfermedad leve

Médicos que se enfrentan a la listeriosis: "Tenemos protocolo actualizado"
sáb 24 agosto 2019. 18.00H
Esta semana la actualidad informativa ha estado marcada por el brote de listeriosis detectado por contaminación de carne mechada en Andalucía de la empresa 'La Mechá'. Según los datos oficiales de la Junta de Andalucía, desde el inicio de la alerta activada el pasado 15 de agosto hasta este viernes había un total de 190 casos confirmados y el brote se habría cobrado dos víctimas en Andalucía que contaban con patologías previas, dado que los profesionales afirman que se trata de una enfermedad leve. Pero, ¿cómo se enfrentan los médicos a esta bacteria? 

Según ha explicado a Redacción Médica el médico rural Ángel López, que trabaja en Cañada Rosal (Sevilla), se trata de una enfermedad que se produce por cualquier alimento que no ha sido correctamente manipulado, en este caso en el loncheado de la carne, pero podría ocurrir con otros productos como el queso.

"Ahora si tienen algún síntoma como diarrea, en lugar de quedarse en casa vienen a consultar por si es algo relacionado con el brote"



Como médico que vive en el lugar donde trabaja, sí ha notado un aumento de gente que se acerca a preguntarle por este asunto, y asegura que en estos casos "la misión de los médicos es la de intentar tranquilizarlos. Sí ha habido más gente que acude a consulta, como suele ocurrir siempre que hay cualquier brote epidémico, algo que se refleja en el foro que tenemos algunos compañeros. Lo que ha cambiado es que ahora si tienen algún síntoma como diarrea, en lugar de quedarse en casa vienen a consultar por si se trata de algo relacionado con el brote. Ocurre siempre que hay una noticia a este nivel en los medios de comunicación, que la población se alarma", asegura. 

Según explica, los síntomas más frecuentes de la enfermedad "son casi ninguno. Leves, como un proceso gripal, con dolor muscular y de huesos o diarrea. Puede haber complicaciones en embarazadas, para el feto, igual que en mayores de 55 años o pacientes inmunodeprimidos, que pueden derivar en meningoencefalitis, por ejemplo". 

Protocolo con encuesta epidemiológica


De momento no ha atendido ningún caso en su consulta en concreto, aunque están "con la mosca detrás de la oreja. Si hubiera algún caso en la zona, la alarma sería superior. Consultan más por miedo a ver si va a ser lo que ven en la televisión, pero para descartarlo enseguida se les hace la encuesta epidemiológica". 

Se refiere así López al protocolo actualizado que la Junta de Andalucía y el Ministerio de Sanidad enviaron el pasado 21 de agosto, principalmente para ámbito hospitalario, que es donde se deriva a los pacientes. Se trata del protocolo que marca el Sistema de Vigilancia Epidemiológica, donde se recogen todas las enfermedades de riesgo que obligan a una declaración, como VIH, herpes, ETS, fiebre hemorrágica, tosferina, meningitis, gripe o brucelosis entre otras. En el caso de la listeriosis, la declaración es obligatoria y urgente, como explica el médico. 

"Lo primero que se hace es una encuesta epidemiológica, y si existe algún síntoma compatible se observan con más detalle dependiendo del paciente" 



"Si un paciente acude a consulta, lo primero que se hace es la encuesta epidemiológica, es decir, preguntar si ha comido ese tipo de carne o algún familiar cercano la ha consumido. Esto es así porque no es solo por la ingesta, sino también si se han compartido herramientas en contacto con la carne como los cuchillos para cortarla. Se comprueban los síntomas, que en este caso son casi ninguno, pero si son leves se observa sin más. Si son graves, se valora un tratamiento, y si son personas de riesgo se observa con más detalle y se hacen pruebas como una hemoanalítica", expone López. 

En esta línea, otro médico de Familia ha explicado en su perfil en Twitter cómo ha actuado ante un posible caso de listeriosis. "Hoy he enviado mi primer caso al hospital. Paciente joven con fiebre alta de 48 horas de evolución, malestar general y dolor de espalda sin foco aparente. Exploración general normal. Ha comido carne mechada estando de vacaciones hace unos días en Conil", excribe. Otra profesional sanitaria explica cuál es el protocolo de actuación del hospital de Sevilla, donde "si la clínica es leve y sin factores de riesgo, no se hacen pruebas diagnósticas ni tratamiento". 

Alerta con semanas por delante


El hecho de que haya una alerta nacional e internacional les supone a los médicos en consulta que ahora, si hay pacientes que ocurren con dolencias como una gastroenteritis, se vigila con más precuación por si pudiera ser un síntoma de listeriosis. Teniendo en cuenta que la incubación por listeriosis dura entre 3 y 70 días, con una media de 21, hasta que no se supere ese tiempo respecto al último caso detectado no podrá remitir la alerta. 

"Lo que hay que tener claro es que es una enfermedad leve, que estamos informados y sabemos cómo actuar, y que a veces puede que incluso nos excedamos en los diagnósticos", sentencia este médico rural. En esta línea se ha manifestado también el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom), que en un comunicado quiere "transmitir un mensaje de tranquilidad y de confianza en nuestro Sistema Nacional de Salud, en nuestros responsables sanitarios y en todos los profesionales de la salud". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.