23 de noviembre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 14:10
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Mayoría en el Congreso contra la validación periódica colegial obligatoria

PSOE, Podemos y Ciudadanos coinciden en que, de momento, no debe suponer un requisito para los médicos

Sibina, Fernández, Igea y Angulo.
Mayoría en el Congreso contra la validación periódica colegial obligatoria
Carlos Corominas
Sábado, 21 de enero de 2017, a las 19:10
El debate sobre la validación periódica colegial genera discrepancias entre los profesionales. ¿Cómo debe hacerse? ¿Se tiene que regular? ¿Debe ser obligatorio? ¿Deben pagarlo los médicos o no tienen que tener coste? Estas son algunas de las preguntas que surgen cuando se aborda el tema. Para conocer la posición de los principales partidos sobre el tema, Redacción Médica ha preguntado su opinión a cada uno de los portavoces de Sanidad del Congreso
 
Jesús María Fernández, portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso, se ha mostrado a favor de que "se desarrolle el modelo y que sea la propia corporación quien lo haga". El diputado considera que "está bien que se incorpore a la cultura del médico, siempre que sea como algo voluntario y no como una norma exigible, pero sí se considere como un compromiso de buenas prácticas del colegio".
 
Francisco Igea, portavoz de Sanidad de Ciudadanos en el Congreso, se muestra más partidario de "los exámenes expost y no ex ante", en referencia a la necesidad de mejorar el control de resultados. En su opinión, "la iniciativa de la Organización Médica Colegial no es mala, pero no está en condiciones de salir adelante".
 
Esto se debe a que la Administración "tiene un papel importante que no ha jugado". En todo caso, Igea considera que "la solución pasa por el portal de transparencia" que propone Ciudadanos para el Sistema Nacional de Salud, en la línea de realizar exámenes expost.  
 
En opinión de Marta Sibina, diputada de En Comú Podem y portavoz de Sanidad del grupo de Unidos Podemos, "a las medidas importantes no se puede llegar por la vía de la coerción". Se muestra partidaria de "medir el desempeño de los profesionales e implantar experiencias piloto con procesos de evaluación de las mismas", antes de pasar a debatir sobre si debe ser obligatorio.  
 
Sibina es contraria a dejar toda la responsabilidad a los colegios profesionales y apuesta porque haya "una regulación ex profeso" que se pueda aplicar en estos casos.
 
¿Quién paga?

 
Sobre si los colegios deben pagar por proveer la validación colegial, Fernández señala que debería realizarse "exclusivamente para cubrir costes administrativos". Igea no contempla que los colegios cobren por estos servicios porque "ya cobran unas cuotas que deben servir para esto también". En su opinión, no tendría sentido añadir un coste adicional, "mientras no se supriman gastos superficiales".
 
En una de las raras ocasiones en las que Podemos y Ciudadanos están de acuerdo, Sibina coincide con Igea en que "debe ser gratuita para el profesional". Su postura pasa porque "esté incluido dentro de las cuotas de la colegiación".
 
La portavoz de Sanidad del Partido Popular, Teresa Angulo, zanja que "se trata de una cuestión interna de los colegios que son quienes tienen la potestad para hacerlo, así que no tenemos nada que decir".