El ECDC publica una evaluación sobre el uso de la mascarilla y el distanciamiento social tras la vacunación completa

Mascarilla: Europa se abre a "relajar" su uso entre completamente vacunados


21 abr 2021. 19.00H
SE LEE EN 3 minutos
Israel ha decidido eximir el uso obligatorio de la mascarilla en lugares cerrados, y para finales de mayo ha fijado el término definitivo de su uso. Esta medida se ha podido implementar gracias a su campaña de vacunación (más del 50 por ciento de la población vacunada con dos dosis). En la búsqueda de este mismo escenario, el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), se ha abierto a “relajar” el uso de la mascarilla entre individuos completamente vacunados, según lo han establecido en un nuevo documento de recomendaciones para el control de la pandemia.

DIRECTO | Toda la información  sobre el coronavirus Covid-19

“A medida que avanza el despliegue de la vacunación, es alentador tener recomendaciones basadas en evidencia de que la inmunización puede permitir lentamente la relajación de intervenciones como el uso de mascarillas y el distanciamiento social. Si bien la relajación de las medidas de protección debe hacerse gradualmente y sobre la base de evaluaciones cuidadosas de los riesgos involucrados, confiamos en que una mayor cobertura de vacunación tendrá un impacto positivo y directo para volver a la vida normal ”, ha explicado Andrea Ammon, directora del ECDC.

En este contexto, las recomendaciones establecidad por la ECDC sobre el uso de la mascarilla y el distanciamiento social tras los beneficios de la vacunación completa basados en los siguientes puntos:

  • Cuando las personas con pauta completa de vacunación se encuentran con otras personas en las mismas condiciones de inmunización, el distanciamiento social y el uso de mascarilla se pueden relajar.
  • Cuando un individuo no vacunado o individuos no vacunados del mismo hogar o burbuja social se encuentran con individuos completamente vacunados, el distanciamiento social y el uso de la mascarilla se pueden relajar si no hay factores de riesgo de enfermedad grave o menor efectividad de la vacuna en cualquiera de los presentes.
  • Al rastrear contactos, los contactos vacunados que han estado expuestos a un caso confirmado deben seguir siendo tratados de acuerdo con las directrices existentes del ECDC. Sin embargo, las autoridades sanitarias pueden considerar la posibilidad de realizar una evaluación de riesgos caso por caso y, posteriormente, clasificar algunos contactos completamente vacunados como contactos de bajo riesgo. Los factores que deben tenerse en cuenta en tales evaluaciones incluyen, por ejemplo, la situación epidemiológica local en términos de variantes circulantes, el tipo de vacuna recibida y la edad del contacto. También se debe considerar el riesgo de transmisión a personas vulnerables por el contacto.
  • Los requisitos para las pruebas y la cuarentena de los viajeros (si se implementan) y las pruebas periódicas en los lugares de trabajo pueden no aplicarse o modificarse para las personas completamente vacunadas siempre que no exista una circulación de las variantes inmunitarias de escape o un nivel muy bajo (en la comunidad del país de origen, en el caso de viajeros).
  • En el contexto epidemiológico actual europeo, en espacios públicos y en grandes reuniones, incluso durante los viajes, la mascarilla debe mantenerse independientemente del estado de vacunación de las personas.
  • Los países que estén considerando la posibilidad de adoptar medidas relajantes para las personas totalmente vacunadas deben tener en cuenta el potencial de acceso desigual a las vacunas en la población.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.