18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 15:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Más de media Europa supera a España en gasto sanitario público

Moncloa ha aumentado su gasto público seis décimas en los últimos 10 años pero está un punto bajo la media

Datos de los porcentajes de gasto sanitario público por países.
Más de media Europa supera a España en gasto sanitario público
Laura Díez
Martes, 28 de noviembre de 2017, a las 09:20
España está un punto por debajo de la media europea en cuanto a gasto sanitario público. En concreto, destinó en 2015 un 6,2 por ciento de su PIB a sanidad, por debajo del 7,2 por ciento que alcanza la media de la Unión Europea de los 28, según los datos que publica Eurostat. 

Con esta cifra, España ha sumado seis décimas en los últimos 10 años desde el 5,6 por ciento que destinaba en 2005 y que es la más baja de toda la serie histórica. La más alta, por su parte, se alcanzó en 2009, cuando el Ejecutivo invirtió un 6,8 por ciento del PIB en sanidad, una subida de ocho décimas respecto al año anterior. 

El dato español de 2015 deja a España lejos de países del entorno europeo, como Dinamarca, Francia, Holanda o Austria, que dedicaron un 8,6, 8,2, 8 y 7,9 por ciento de su PIB, respectivamente, a gasto público sanitario. En el polo opuesto estarían Chipre, Letonia, Rumanía o Grecia, con gastos por debajo del 5 por ciento del PIB. 

De la información publicada por Eurostat también se desprende que de todo el gasto público español, solo el 14,2 por ciento correspondió a sanidad, una cifra idéntica a la de Malta y Bélgica, y también un punto por debajo de la media europea, que se situó en 2015 en un 15,2 por ciento. 

Descenso progresivo

La trayectoria española es además descendente, puesto que diez años antes el Ejecutivo destinaba un 14,7 por ciento de su gasto público a sanidad, creciendo una décima hasta el 14,8 por ciento en 2009 para alcanzar el dato más alto. Lejos queda ya 2012, cuando la inversión total suponía un 12,9 por ciento del total del gasto público, la cifra más baja de la serie histórica. 

El total de gasto público para sanidad de España también está por debajo de países como Irlanda, República Checa, Reino Unido y Holanda, cuyo gasto sanitario ronda entre el 18 y 19 por ciento del total del gasto público. 

En un desglose más minucioso puede observarse que del total del gasto español, en 2015 un 0,2 por ciento correspondía a los servicios públicos de salud, la misma cifra que en 2006. Además, un 2,3 por ciento del total se destinó a productos médicos, accesorios y equipamiento, la misma proporción que en 2012, aunque menos que el 3,1 por ciento del total que esta partida alcanzó en 2006.