Si se tienen en cuenta los abuelos, la cifra total se eleva hasta los 2.699

Más de 2.300 niños españoles han perdido a uno de sus padres por Covid


22 jul 2021. 14.10H
SE LEE EN 2 minutos
Más de 2.000 niños españoles han padecido la muerte de al menos uno de sus padres o cuidadores a consecuencia del coronavirus, según un estudio publicado en The Lancet que apunta que este factor aumenta el riesgo de que los menores padezcan problemas de salud física y mental.

En concreto, el estudio revela que 617 menores en España ha padecido la pérdida de su madre, y otros 1.691 la de su padre. Además, hay un caso único de un menor que ha tenido que enfrentarse a la muerte de sus dos progenitores. Si se tienen en cuenta los abuelos, la cifra total se eleva hasta los 2.699.

El estudio publicado en The Lancet, elaborado por investigadores de institutos de Salud de Estados Unidos y Reino Unido, detalla que en torno a 1,1 millones de niños de todo el mundo (al menos 1.134.000) han sufrido la muerte de uno o de ambos padres durante los primeros 14 meses de la pandemia del Covid, mientras que otro medio millón experimentó el fallecimiento de un abuelo cuidador que vivía en su propia casa.

Los investigadores reclaman “medidas urgentes” para abordar el problema que puede suponer el impacto de estos fallecimientos en los menores, pues aumenta el riesgo de que sufran efectos adversos a corto y largo plazo en su salud, seguridad y bienestar. Entre ellos, el aumento de enfermedades, abusos, violencia sexual y embarazo en la adolescencia.

“Por cada dos muertes por Covid-19 en el mundo, un niño se queda atrás para enfrentarse a la muerte de un padre o cuidador”, indicen los autores del estudio, que destacan que esa cifra no dejará de aumentar a corto plazo.

En este sentido, Susan Hillis, una de las autoras principales del estudio, indica que los nuevos hallazgos “ponen de manifiesto la urgente necesidad de dar prioridad a estos niños e invertir en programas y servicios basados en la evidencia para protegerlos y apoyarlos”.

Más casos en Perú, Sudáfrica y México


Los países con las tasas más altas de niños que pierden a su cuidador principal (padre o abuelo custodio) son Perú (1 niño por cada 100, con un total de 98.975 niños), Sudáfrica (5 niños por cada 1.000, con un total de 94.625 niños) y México (3 niños por cada 1.000, con un total de 141.132 niños).

En casi todos los países, las muertes fueron mayores en los hombres que en las mujeres, sobre todo en las edades medias y avanzadas. En general, hasta cinco veces más niños perdieron a sus padres que a sus madres.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.