Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Los médicos acumulan ya 16.000 firmas para que Rajoy pague su formación

La petición en Change.org recolecta apoyos a un ritmo de 2.500 rúbricas cada 12 horas

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno.
Los médicos acumulan ya 16.000 firmas para que Rajoy pague su formación
Eduardo Ortega/ Laura Díez
Jueves, 25 de mayo de 2017, a las 09:20
El sector sanitario es un clamor contra el dictamen de la Agencia Tributaria que indica que los profesionales tienen que tributar por las transferencias de valor que reciben de la industria farmacéutica (viajes, alojamiento, inscripciones) para su asistencia a eventos (congresos o conferencias) formativos.
 
A los posicionamientos de varios órganos profesionales durante esta semana se suma el crecimiento acelerado de la petición registrada en Change.org por el cardiólogo del Hospital Clínico de Madrid Alberto Esteban para que la formación médica la asuma y financie el Estado. Según ha podido saber Redacción Médica, el primer día se consiguieron más de 1.600 firmas, mientras que el segundo la cifra fue superior a 8.200, un dato "tremendamente elevado para el crecimiento habitual de una petición", según explican desde Change.org. 
A cierre de esta información, la propuesta ya había logrado más de 16.100 firmas.
 
Hay que recordar que la iniciativa se ha encontrado con el apoyo de sindicatos como la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) que ha pedido públicamente apoyo para la misma.

Cuestión del Estado
 
Como ya contara este diario, la petición reclama “ante el planteamiento del Ministerio de Hacienda, que el Estado financie, de acuerdo con las sociedades científicas, la formación continuada de los médicos”.
 
“Vigilar a la industria, sin duda”, prosigue. “Pero no a costa del sueldo de los médicos (ya bastante por debajo del resto de Europa), y no eximiendo la responsabilidad legal y moral de las Administraciones en la formación médica. No hay que olvidar que el principal perjudicado de la falta de formación y actualización médica es el paciente”.