Los síntomas adversos, como fatiga y fiebre, son "significativamente más frecuentes" después de la segunda dosis

Los efectos secundarios por vacuna covid auguran anticuerpos más duraderos
Enfermera administrando la vacuna frente al Covid-19.


25 ene 2022. 12.50H
SE LEE EN 3 minutos
Los efectos adversos de la vacuna Covid-19 de Pfizer-BioNTech están asociados a una presencia y cantidad de anticuerpos más alta de tres a seis meses después de la vacunación. Esta es la principal conclusión de un estudio liderado por el departamento de Medicina Respiratoria e Inmunología Clínica del Hospital Nacional Organización Hospital Nacional de Utsunomiya, que ha sido publicado en plataforma de 'preprints' medRxiv, que señala que los anticuerpos totales fueron un 23 por ciento más duraderos en pacientes con síntomas como la fiebre tras la administración de la vacuna.

El objetivo de los investigadores fue determinar la relación entre los efectos adversos relacionados con la vacuna y los títulos de anticuerpos (Ab), que determinan la presencia y el nivel de anticuerpos en la sangre, de tres a seis meses después de la segunda dosis de la vacuna de ARNm de la enfermedad por coronavirus de Pfizer en Japón.

Para ello, se incluyeron a 378 trabajadores de la salud (255 mujeres y 123 hombres), con una edad media de 44 años, cuyos títulos después de la segunda dosis se analizaron y cuyas características y efectos adversos se recopilaron previamente mediante un cuestionario.


Síntomas más frecuentes con la segunda dosis


Los resultados del estudio que relaciona los efectos secundarios de la vacuna con más cantidad de anticuerpos reflejaron que, si bien los síntomas en el lugar de la inyección ocurrieron con casi la misma frecuencia entre la primera y la segunda dosis, los efectos adversos sistémicos, como fatiga general y fiebre, fueron significativamente más frecuentes después de la segunda dosis que después de la primera.

Asimismo, el análisis mostró que la fiebre se correlacionó significativamente con el sexo femenino para la segunda dosis, mayor edad para la primera dosis y dislipidemia para primera dosis. Los anticuerpos totales ajustados por edad a los tres meses después de la vacunación fueron un 23,7 por ciento y un 23,4 por ciento más altos en los pacientes con fiebre que en los que no tenían fiebre después de la primera y la segunda dosis, respectivamente.

Además, los títulos anticuerpos a los tres y seis meses después de la segunda dosis fueron, respectivamente, un 21,7 por ciento y un 19,3 por ciento más altos en el grupo con uso de antiinflamatorios que en el grupo sin uso de antiinflamatorios.

Ante estos resultados, los investigadores han concluido que los participantes con efectos adversos sistémicos tienden a tener títulos de anticuerpos más altos de tres a seis meses después de la administración de la segunda dosis de la vacuna de Pfizer. “Nuestros resultados pueden fomentar la vacunación, incluso entre las personas que dudan en vacunarse relacionadas con efectos adversos sistémicos relativamente comunes”, concluyen los autores del estudio.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.