18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 15:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Los colegios sanitarios piden a la UE que no les clasifique como fontaneros

Los cuatro consejos generales de sanitarios en España creen que la sanidad debe excluirse del Test de Proporcionalidad

Florentino Pérez Raya, Óscar Castro, Serafín Romero y Jesús Aguilar, presidentes de los Consejos Generales de Enfermeros, Dentistas, Médicos y Farmacéuticos.
Los colegios sanitarios piden a la UE que no les clasifique como fontaneros
Carlos Corominas
Jueves, 30 de noviembre de 2017, a las 17:30
Los Consejos Generales de médicos, enfermeros, dentistas y farmacéuticos españoles se han unido para reclamar a Europa que no les meta en el mismo saco que a otras profesiones en el desarrollo de la Directiva del Test de Proporcionalidad en la que está trabajando la Comisión Europea y que se votará el próximo lunes en la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor del Parlamento Europeo.

Esta directiva "pretende eliminar barreras de acceso a las profesiones", explica Francisco Corpas, responsable jurídico del Consejo General de Enfermería, que indica que "en el caso de las profesiones sanitarias no son barreras, son garantías". Corpas se refiere a elementos como la colegiación, el registro de profesionales, el desarrollo profesional continúo o la deontología profesional.

Aunque los órganos colegiales consideran que la directiva tiene su razón de ser, creen necesario que se excluya a las profesiones sanitarias ya que estos elementos de acceso "garantizan una buena asistencia sanitaria". Según explica Corpas, "la directiva está pensada para médicos y enfermeros, pero también para carpinteros y fontaneros". Por eso defienden esta distinción ya que "los requisitos de acceso no es lo mismo".

La propuesta de los consejos de colegios pasa por que, o bien se excluya a las profesiones sanitarias de la directiva o se establezca una exclusión dentro del test para ellas. Esto se justifica porque "los requisitos que se exigen en el ámbito sanitario para el acceso a determinadas profesiones no pueden interpretarse como restricciones al ejercicio profesional, sino como medidas de protección para los pacientes, destinatarios de los actos profesionales".